Economía mexicana

Analistas del Banxico elevan PIB de México a 6.06% para este año

El incremento en la estimación es el noveno al hilo; la inflación también registra un crecimiento, al pasarla de 5.58 a 5.94 por ciento

2
Los analistas consideran que los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses son los problemas de inseguridad pública y la incertidumbre política internaFoto: Archivo
Por:
  • Ivonne Martínez

Analistas privados consultados por el Banco de México (Banxico) elevaron por noveno mes al hilo su pronóstico para la economía nacional en 2021, al ubicar al PIB en 6.06 por ciento desde 5.80 por ciento, aunque también subieron su expectativa de inflación por séptimo mes, a 5.94 por ciento respecto del 5.58 por ciento previó, con lo cual rebasó el rango objetivo por quinto mes.

En su Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado correspondiente a julio de 2021, los consultados revisaron al alza su estimación del Producto Interno Bruto (PIB) para 2022 a 2.83 por ciento desde 2.80 por ciento en junio, su segundo incremento consecutivo, de acuerdo con la media de los pronósticos.

Para la inflación en 2022, los analistas moderaron su pronóstico a 3.70 por ciento en julio respecto al 3.75 por ciento en junio, luego de sumar cuatro meses de aumentos.

De acuerdo con la encuesta fue recabada por el Banxico entre 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, los consultados aumentaron su expectativa del tipo de cambio de 20.25 a 20.29 pesos por dólar en 2021, así como de 20.76 a 20.80 pesos por dólar en 2022.

¿Qué factores podrían obstaculizar el crecimiento económico de México?

Los analistas consideran que los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses son los problemas de inseguridad pública (16 por ciento de las respuestas) y la incertidumbre política interna (14 por ciento de las respuestas).

Asimismo, la debilidad en el mercado interno; la incertidumbre sobre la situación económica interna; y la política de gasto público, con 10 por ciento de las respuestas en cada caso.