Volatilidad relacionada con el conflicto Rusia-Ucania

Precios de maíz y trigo acumulan incremento de 28% y 41%, respectivamente

Países buscan en EU un mercado alternativo, pero la sequía le impide responder; “la incertidumbre sobre el futuro del comercio del trigo desde la región es total”, aseguró GCMA

La volatilidad de los precios han alcanzado al maíz y el trigo, que acumulan incrementos de 28% y 41% respectivamente
La volatilidad de los precios han alcanzado al maíz y el trigo, que acumulan incrementos de 28% y 41% respectivamenteFoto ilustrativa: Reuters
Por:
  • Alina Archundia

Los precios internacionales de trigo y maíz continúan su carrera alcista; de acuerdo a Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) la volatilidad en el mercado global de los cereales se mantiene por el conflicto bélico entre Rusia y Ucania.

En el caso del maíz, si bien este lunes cerró con una ligera caída, en más de una semana el cereal ha subido casi 36 dólares por tonelada, un alza del 14 por ciento, para situarse en 295.6 dólares; el tercero más alto desde julio de 2008

Desde la segunda semana de enero, los precios del maíz han aumentado más de 64 dólares, lo que representa un avance del 28 por ciento.

Mientras que en las últimas sesiones, la cotización del trigo duro en Estados Unidos subió más de 134 dólares por tonelada, 41 por ciento para ubicarse en 459.84 dólares; el segundo más alto desde febrero de 2008.

Desde la segunda semana de enero, los precios del trigo han aumentado más de 186 dólares, un incremento del 68 por ciento.

Y es que los precios del trigo siguieron su tendencia al alza, tanto en Chicago y Kansas, como en el mercado europeo, donde las posiciones cercanas subieron hasta 25 euros por tonelada.

La incertidumbre sobre el futuro del comercio del trigo desde la región es total, aseguró GCMA.

Esa incertidumbre va desde las ventas del 2021/22, hasta el estado de la infraestructura portuaria del lado de Ucrania, las siembras de primavera y la desconexión financiera de Rusia.

Mientras tanto, la demanda sigue buscando proveedores alternativos como Estados Unidos, país que sufre graves problemas de clima seco en las zonas productoras clave, como el estado de Kansas.

LRL