Además está sujeta a la incertidumbre

Banxico prevé recuperación larga y difícil; en algunos casos, a 10 años

Junta de Gobierno da estimaciones sobre la economía; ve incertidumbre por Covid-19; PIB per cápita, el que más tardará en recobrarse

Economía nacional.
Economía nacional.Foto: Archivo.
Por:
  • Ivonne Martínez

La recuperación económica del país será difícil y prolongada y está sujeta a incertidumbre, consideraron integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico).

En la minuta relativa al anunció de política monetaria del 24 de septiembre, en la cual todos coincidieron en reducir en 25 puntos base la tasa de referencia a 4.25 por ciento, se dijo que se anticipa una contracción de 10 por ciento en 2020.

Se estimó que la etapa de la recuperación podría durar de dos a seis años, o incluso hasta una década si se considera el PIB per cápita.

No obstante, se destacó que la actividad económica en México, después de una profunda contracción en abril y mayo, tras el impacto la pandemia de COVID-19 comenzó a recuperarse en junio y julio.

Por el lado de la oferta, señalaron que el sector industrial ha registrado el mejor desempeño, impulsado por las manufacturas, particularmente las automotrices, y que, en contraste, los servicios siguen mostrando debilidad.

Por el lado de la demanda, la mayoría coincidió en que su recuperación ha estado impulsada por el sector externo, pero destacó que el consumo y la inversión siguen mostrando atonía.

En cuanto al entorno macrofinanciero, la mayoría destacó la apreciación del peso mexicano, si bien recientemente ha estado sujeto a episodios de volatilidad, y comentó que se han registrado ingresos moderados de capital extranjero.

De acuerdo con la minuta, la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico señaló que la situación de las finanzas públicas constituye un factor de riesgo ante el agotamiento de los recursos de los fondos de estabilización para 2021.

Gráfico
Gráfico

Uno de ellos indicó que la prolongación de las medidas de confinamiento por un control insuficiente de la crisis sanitaria ha tenido un impacto mayor al esperado en la actividad económica, ejerciendo presiones adicionales sobre las finanzas públicas.

Según el reporte del banco central, la mayoría externó preocupación por la situación de Petróleos Mexicanos (Pemex). Algunos destacaron la posibilidad de que se requieran apoyos fiscales adicionales y uno consideró que esto, al igual que una materialización de recortes en la calificación de la petrolera o soberana y presiones de gasto debido a la extensión de la pandemia, podría afectar negativamente a las finanzas públicas.

Por otra parte, algunos comentaron que el impacto de la pandemia continuó afectando el financiamiento a empresas y hogares, respecto a lo cual uno consideró preocupante la caída de 5.4 por ciento anual en junio pasado de crédito a los negocios de menor tamaño.

La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno también subrayó que hay un entorno poco propicio para la inversión privada, sobre lo cual uno mencionó que los plantones continuos, las tomas de infraestructura ferroviaria y de casetas de peaje, el aumento de la inseguridad, entre otros factores, desalientan la inversión privada.

Agropecuarios empujan inflación de septiembre

Los precios de los productos como la cebolla, el chile serrano, el limón y la educación primaria fueron los que empujaron la inflación de septiembre fuera del objetivo de Banxico de 3 +/- 1 punto porcentual, ubicándola en un nivel de 4.01 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que los aumentos para estos productos ascendieron hasta 39 por ciento.

Los que más disminuyeron fueron el jitomate, huevo y servicios profesionales.

La inflación en septiembre, de 0.23 por ciento, resultó por debajo del 0.28 por ciento esperado por el consenso de analistas y es la más baja para un mismo desde 1969, cuando inició el registro de este indicador.

Con ello, la inflación a tasa anual disminuyó de 4.05 por ciento en agosto a 4.01 por ciento en septiembre pasado, tras cuatro meses de incrementos, pero por segundo mes se ubica por arriba del rango objetivo.

El organismo reportó que el nuevo índice de precios de la canasta de consumo mínimo, que da seguimiento a las variaciones de los precios de 176 productos y servicios, registró un alza de 0.33 por ciento mensual.

  • El dato: El 24 de septiembre pasado, la Junta de Gobierno del Banxico decidió por unanimidad reducir en 25 puntos base la tasa de referencia, a un nivel de 4.25 por ciento.

FGR