Miércoles 27.01.2021 - 16:45

Subió 15% este año

Alza al salario mínimo no es riesgo para la inflación, insiste la Conasami

La Conasami indicó que, contrario al dogma de que se provoca un incremento en la inflación, el alza en el salario mínimo ha beneficiado a los trabajadores

inflación-Junio-México-Cuartoscuro
El alza en el salario mínimo no afecta el precio de los productos, afirmó la ConasamiFoto: Cuartoscuro
Por:

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) rechazó que el alza en los ingresos de los trabajadores provoque un aumento de la inflación, es decir, que encarezca los precios de alimentos e insumos en el país.

Como prueba, argumentó que en 2020 el salario mínimo se incrementó 20 por ciento; mientras que, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el alza general de los precios en la economía fue de 3.15 por ciento, el de la canasta básica 3.43 por ciento, y los de la canasta de consumo mínimo 3.44 por ciento.

“Esto indica que el incremento del salario mínimo fue 6.34 veces mayor que la inflación. Contrario al dogma de que el salario mínimo provoca un incremento en la inflación, los incrementos históricos de 2019 y 2020 han beneficiado el bolsillo de aquellos que menos perciben”, señaló la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Asimismo, la Conasami indicó que el incremento de 15 por ciento al salario mínimo para este año, tampoco es riesgo alguno para un incremento de la inflación, sino todo lo contrario, ayudará a incentivar la economía y mejorará la calidad de vida de los que menos tienen.

El salario mínimo subió en 2021 de 123.22 pesos diarios a 141.70 pesos diarios; mientras que en la Zona Libre de la Frontera Norte pasa de 185.56 pesos diarios a 213.39 pesos diarios.

Aunque la inflación general del 2020 se ubicó en 3.15 por ciento, es importante resaltar que durante el año ciertos productos tuvieron comportamientos al alza, como las mascarillas y gel antibacterial, que incrementaron su precio durante las primeras semanas de la pandemia.

“Durante los últimos tres años, el salario mínimo se ha incrementado en 60.3 por ciento; mientras que los precios sólo lo han hecho en 6.0 por ciento, indicando que el salario mínimo ha recuperado su poder adquisitivo y que la excusa para no subirlos que argumentaba una catástrofe inflacionaria es incorrecta”, concluyó.