Es un pronóstico conservador, dice

Subgobernador de Banxico prevé este año crecimiento económico alrededor de 5.5%

El subgobernador de Banxico, Gerardo Esquivel, proyecta que en el último cuatrimestre estará "prácticamente" reabierta la economía mexicana

PIB e inflación
El subgobernador de Banxico proyecta que en el último cuatrimestre estará "prácticamente" reabierta la economía mexicana.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

La economía mexicana crecerá alrededor de 5.5 por ciento en 2021, en un pronóstico conservador, ya que en el último cuatrimestre estará prácticamente reabierta y la normalización estará más avanzada, estimó el subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel Hernández.

Durante su participación el podcast Norte Económico de Banorte, explicó que esta proyección se deriva de una mayor expectativa de crecimiento en Estados Unidos por sus programas de estímulos fiscales, así como un desempeño de la economía mexicana mejor que el esperado.

Recordó que el pronóstico actual Banxico para la economía mexicana en 2021 es de un crecimiento 4.8 por ciento en su escenario central, que será revisado dentro de una semana “y posiblemente los revisaremos al alza nuestra estimación de crecimiento, es lo más lógico dadas las cifras más recientes.

“En lo personal creo que vamos a crecer alrededor de 5.5 por ciento, me parece que es un pronóstico conservador”, agregó el economista al resaltar que en marzo pasado la economía mexicana ya empezó a mostrar un cierto vigor.

Así, anticipó, ya se empezará a observar la apertura de sectores que estaban cerrados, ya que la mayor parte de los semáforos epidemiológicos estatales están transitando hacia amarillo y verde, además del avance en el proceso de vacunación contra COVID, que va a buen ritmo, aunque un poco lento respecto al programa inicial dado al retraso en el suministro de vacunas.

Dado el avance en el proceso de inoculación, anticipó que la economía ya estará prácticamente reabierta en el último cuatrimestre del año y los niños ya regresarán de forma presencial a las escuelas, quizá con un esquema transitorio e hibrido.

“Yo creo que la normalización estará un poquito más avanzada, y por eso es que soy optimista en el proceso de crecimiento y creo que arriba de 5.5 por ciento o más, creo que sería un pronóstico razonable”, añadió el subgobernador de Banxico.

Por otra parte, reconoció que actualmente hay algunas presiones inflacionarias que provienen de aumentos en los costos y los precios de algunos productos muy específicos (por ejemplo, el maíz), así como al efecto de la base de comparación frente al año pasado; sin embargo, acotó que se deben a choques del lado de la oferta, en los cuales es difícil que la política monetaria pueda incidir.

En este sentido, el subgobernador del Banxico detalló que una preocupación del banco central es que dichas presiones impacten las expectativas de inflación de mediano y largo plazo, algo que hasta el momento no ha sucedido, ya que el pronóstico para finales de 2021 está arriba de 4 por ciento —y se prevé que tenga más ajustes al alza—, pero la proyección en 12 meses es una inflación bastante contenida, que se sitúe alrededor de 3.3 por ciento.

Resaltó que las expectativas de largo plazo están ancladas en niveles ligeramente más altos que el objetivo de inflación de Banxico (3 por ciento).

También señaló que México será uno de los países emergentes que más rápido se reincorporen a las cadenas globales de valor, al tiempo que mantendrá la solidez fiscal y monetaria. Asimismo, descartó un deterioro en el sistema financiero y sus instituciones.