Cumplimiento de obligaciones financieras en moneda extranjera

Cepal ve viable pagar deuda con recursos del FMI a México, mediante compra de divisas

Los recursos que el FMI asignó a México ya son parte de las reservas internacionales a cargo de Banxico; su uso, es decisión soberana de cada país

Cepal
La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena / Cepal ve viable pagar deuda con recursos del FMI a México mediante compra de divisasFoto: Redes sociales
Por:
  • Ivonne Martínez

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) consideró viable que el gobierno mexicano pague su deuda pública con los 12 mil millones de dólares que el Fondo Monetario (FMI) asignó al país, mediante la compra de divisas de las reservas internacionales para cumplir con obligaciones financieras en moneda extranjera.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, apuntó que estos recursos que el FMI asignó a México, como parte de los 650 mil millones de dólares que repartió entre sus miembros por concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG) para dotarlos de liquidez, ya pasaron a formar parte de las reservas internacionales a cargo de Banco de México (Banxico), que es el agente financiero del Estado.

Durante la presentación del “Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2021”, dijo que el uso de los DEG es una decisión soberana de cada país, pero aseguró que no generan deuda ni tienen condicionantes tan fuertes como otras fuentes de liquidez.

No obstante, opinó que, con sus propios recursos, el Gobierno mexicano debería comprar divisas al Banxico de las reservas internacionales, como lo ha indicado el propio banco central, con lo que se podría pagar de manera anticipada deuda pública a altas tasas de interés, como ha planteado el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Una de las operaciones que podrían ser ejecutadas o permitidas con las reservas, consiste en que el Gobierno federal, a través de operaciones cambiarias con el Banxico, pueda contar con moneda extranjera para cumplir con sus obligaciones en divisas”, planteó.

Con esta medida, abundó Bárcena, México podría tener una menor deuda bruta del Gobierno central y también liberar un poco del gasto fiscal destino a cumplir con las obligaciones financieras del país.

Sin embargo, aclaró, México no enfrenta problemas de sostenibilidad de su deuda pública, que si bien se elevó de 45.1 por ciento en 2019 a 52.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) debido a la depreciación del tipo de cambio y la contracción de la economía, se espera que baje a 49.7 por ciento este año, ante el crecimiento esperado de 6.2 por ciento y de 3.2 por ciento en 2022.

“En el corto plazo, México no enfrenta problemas de sostenibilidad de la deuda pública y las políticas multilaterales de acceso a la liquidez y manejo de la deuda van a ser muy importantes”, subrayó la secretaria ejecutiva de la Cepal.