Se presenta diferente en cada persona

Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo: ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Desde el 2007 se declaró el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo; los trastornos del espectro autista comienzan antes de los tres años de edad

autismo
Hoy se conmemora el Día Mundial de la Concienciación del AutismoFoto: Especial
Por:
  • La Razón Online

Cada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo, esto con el fin de hacer conciencia de que es importante ayudar a mejorar las condiciones de vida de los niños y adultos que padecen este trastorno.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de las enfermedades, el autismo pertenece a los trastornos del espectro autista (TEA) que son una discapacidad del desarrollo provocada por diferencias en el cerebro. 

Los científicos desconocen exactamente qué provoca estas diferencias en la mayoría de las personas con TEA. Sin embargo, algunas tienen una diferencia conocida, como una afección genética. Existen muchas causas para los TEA, si bien aún la mayoría son desconocidas.

Los trastornos del espectro autista comienzan antes de los tres años de edad y duran toda la vida de la persona; no obstante, los síntomas pueden mejorar con el tiempo.

¿Cuáles son los síntomas del autismo?

Los síntomas de una persona con autismo pueden ser muy diferentes de los de otra persona, algunas pueden tener síntomas leves y otras más marcados. Los Centros para el Control y Prevención de las enfermedades enlistaron algunos posibles síntomas. 

  • No responder a su nombre para cuando tienen 12 meses de edad.
  • No señalar los objetos para demostrar su interés (no señalar un avión que pasa volando) para cuando tienen 14 meses de edad.
  • No jugar juegos de simulación (jugar “a darle de comer” a un muñeco) para cuando llegan a los 18 meses de edad.
  • Evitar el contacto visual y querer estar solos.
  • Tener dificultades para comprender los sentimientos de otras personas y para hablar de sus propios sentimientos.
  • Presentar retrasos en las destrezas del habla y el lenguaje.
  • Repetir palabras o frases una y otra vez (ecolalia).
  • Dar respuestas no relacionadas con las preguntas que se les hace.
  • Irritarse con los cambios pequeños.
  • Tener intereses obsesivos.
  • Aletear las manos, mecerse o girar en círculos.
  • Tener reacciones poco habituales al sonido, el olor, el gusto, el aspecto, el tacto o el sonido de las cosas.