El reto de escupir fuego que provoca quemaduras de segundo grado (VIDEOS)

El reto de escupir fuego que provoca quemaduras de segundo grado (VIDEOS)
Por:

Los peligrosos retos virales no paran, pese a las advertencias de que pueden traer graves consecuencias para la salud de quienes los realizan. Ahora, en las redes sociales circulan videos de jóvenes que se suman a un nuevo desafío extremadamente peligroso en el que los jóvenes intentan soplar fuego, pero terminan con quemaduras en el rostro.

El peligroso reto consiste en que los jóvenes aspiran un poco de spray o desodorante en aerosol por la boca, lo sostienen por unos segundos, mientras con una mano prenden un encendedor. Una vez que la llama se asoma los jóvenes soplan para arrojar el gas que contienen en la boca del producto químico.

día 6 no se que más hacer para entretenerme pic.twitter.com/pn3DZ54kcY

— darky🪁 (@cutestbaay) March 18, 2020

Sin embargo, al soplar se genera una reacción que puede traer consecuencias fatales, ya que los aerosoles son altamente inflamables, incluso en las etiquetas de estos productos viene la advertencia para que mantengan lejos del fuego, y al entrar el contacto con el fuego se genera una explosión.

Lo grave de este reto es que explosión se genera en el rostro por lo que la mayoría de los jóvenes que lo han realizado han terminado con quemaduras severas en la cara, ya que en los videos se observa que el fuego perdura en sus labios por varios minutos.

En algunas grabaciones aparecen con partes del rostro con una marca negra, signo de que se les quemó esa parte del rostro, otros han mostrado las cejas y el cabello quemado.

Los usuarios han criticado este desafío porque puede traer terribles consecuencias como quemaduras de segundo y tercer grado.

 

En 2016 surgió un desafío que se puede considerar el antecesor de este y fue bautizado como Fire Spray Challenge y consistía en prender fuego a un aerosol con un encendedor para crear un lanzallamas.

Te puede interesar: “Terroristas de COVID-19”: Desatan pánico y amagan con más contagios

Sin embargo, el reto evolucionó y prácticamente es el mismo solo que en lugar de colocar el encendedor directamente en el aerosol, ahora los jóvenes aspiran el gas para escupirlo y tratar de crear el mismo efecto de lanzallamas.

El año pasado un niño de 12 años que vive en Michigan se sumó a los retos de fuego y terminó con quemaduras de segundo grado, pudo vivir para contarlo, pero ahora sus padres se dedican a alertar a otros padres sobre estos desafíos que pueden llegar a costar la vida a quienes los practican.

KR