No puede faltar

'En el nombre del cielo': Esta es la letra completa de la letanía para pedir posada

Para que no andes batallando a la hora de la hora, te compartimos completa la letra de la letanía que se usa para pedir posada en México

Letanía para pedir posada.
Letanía para pedir posada.Especial
Por:
  • Laura Almaraz

No nos digas que no te ha pasado que estás en una posada, tienes ya lista tu velita y tu luz de bengala, eres del "team" de los peregrinos y te toca estar afuera de la casa a la que te invitaron para la tradicional posada, pero te falta algo: no tienes el famoso "librito" en donde viene la letanía que se canta para pedir posada

Afortunadamente nos tienes a nosotros, así que hoy te compartimos la letra completa de la letanía que se usa para pedir posada, para que siempre la tengas a la mano y salves la tradición navideña. 

Letra de la letanía para pedir posada

Peregrinos

En nombre del cielo
pedimos posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.

Anfitriones

Aquí no es mesón
sigan adelante
yo no debo abrir
no sea algún tunante.

Peregrinos

No seas inhumano
tennos caridad,
el Dios de los cielos
te lo premiará.

Anfitriones

Ya se pueden ir
y no molestar,
porque si me enfado
os voy a apalear.
Letanía para pedir posada.
Letanía para pedir posada.Especial

Peregrinos

Venimos rendidos
desde Nazareth
Yo soy carpintero
de nombre José.

Anfitriones

No me importa el nombre,
déjenme dormir,
pues que yo les digo
que no hemos de abrir.

Peregrinos

Posada te pide
amado casero,
por sólo una noche
la reina del cielo.

Anfitriones

Pues si es una reina
quien lo solicita
¿cómo es que de noche
anda tan solita?

Peregrinos

Mi esposa es María
es reina del cielo,
y madre va ser
del Divino Verbo.

Anfitriones

¿Eres tú José?
¿Tu esposa es María?
Entren, peregrinos,
no los conocía.

Peregrinos

Dios pague señores
vuestra caridad,
y que os colme el cielo
de felicidad.

Anfitriones

¡Dichosa la casa
que alberga este día
a la virgen pura,
la hermosa María!

Cuando abran la puerta, los anfitriones cantan:

Entren santos peregrinos, peregrinos,
reciban este rincón
que aunque es pobre la morada, la morada,
os la doy de corazón.

Al final, los peregrinos agradecen diciendo:

Mil gracias os damos
que en esta ocasión
posada nos disteis
con leal corazón.
Pedimos al cielo
que esta caridad
os premie colmándolos
de felicidad.