Limitada a 700 unidades

Volkswagen Golf GTI Oettinger - la despedida por la puerta grande

La variante Oettinger es una edición especial y es una gran manera de despedir a la séptima generación del hot hatch en México

Volkswagen Golf GTI Oettinger
Splitter frontal, rines de diseño exclusivo de 18”, alerón trasero, faldones y difusor forman parte de un paquete estético que le confieren una apariencia bastante más radical al Golf GTI.Foto: Autocosmos
Por:
  • Rubén Hoyo .

En materia automotriz, muchas cosas cambiaron en la última década. Las SUV se convirtieron en la carrocería dominante y en contraste, hatchbacks y sedanes son los grandes perdedores, en ese orden.

En 2014, con bombo y platillo se anunciaba el regreso del icónico Golf a las líneas de producción de la planta de Volkswagen en Puebla. El objetivo es conquistar el mercado norteamericano. Hoy, siete años después, el Golf se dejó de fabricar en nuestro país.

Sea como sea, hoy la línea de producción se aprovecha para fabricar el nuevo Taos, el SUV más nuevo en la gama de Volkswagen y un producto que, dicho sea de paso, se encamina a convertirse en todo un éxito.

El adiós, de la mano de Oettinger

Entonces, el Golf se despide de nuestro país y quien sabe cuándo volvamos a verlo en su iteración más moderna, si es que alguna vez ocurre algo así.

Aunque no podemos decir que se trata de una edición de despedida, la versión Oettinger del GTI, que está limitada a únicamente 700 unidades, es básicamente el adiós del modelo para el mercado mexicano. Incluso, la última unidad que salió de la línea de producción en Puebla fue justamente un GTI Oettinger. 

Splitter frontal, rines de diseño exclusivo de 18”, alerón trasero, faldones y difusor forman parte de un paquete estético que le confieren una apariencia bastante más radical al Golf GTI.

Para poner en contexto, Oettinger es un preparador alemán que nació en la segunda mitad de la década de 1940 y que colaboró estrechamente con Volkswagen desde siempre. En el GTI Treffen que se lleva a cabo cada año en el lago de Wörthersee en Austria y en donde se reúnen miles de fanáticos de VW, uno de los grandes protagonistas sin lugar a dudas es Oettinger, que presenta las más extremas modificaciones para distintos modelos de la marca, principalmente el Golf.

Golf GTI Oettinger 2021: mecánica y equipamiento

En el apartado mecánico no hay cambios, se mantiene el ya conocido 2.0 litros turbo con 230 hp y 258 lb-pie que va asociado a una caja DSG de seis velocidades que envía toda la potencia a tren delantero.

Tampoco encontramos novedades en cuanto al equipamiento de conveniencia se refiere, la pantalla central táctil es de 8”, hay climatizador automático, quemacocos, acceso y arranque mediante llave inteligente y asientos forrados en cuero

El volante del Volkswagen Golf GTI OettingerFoto: Autocosmos

Golf GTI Oettinger 2021: Manejo

Tuvimos oportunidad de disfrutar del último GTI en México (al menos en un buen rato) en un recorrido de autopista bastante largo, apenas tras los primeros kilómetros, el hot hatch alemán presume esa excepcional puesta a punto de suspensión y dirección que siempre lo ha caracterizado, es un deportivo firme que transmite confianza para ir muy rápido, pero con el suficiente balance de confort como para no aniquilar tu espalda baja.

Apenas unos minutos después, el GTI ya te arranca una gran sonrisa, te diviertes como enano al enlazar una curva detrás de la otra, y te transmite tal nivel de confianza, que puedes ir verdaderamente rápido con total seguridad. Apunta con precisión, se acomoda con perfección luego de cada curva y te deja saber que, aunque tiene su origen en un hatch compacto, no por nada es uno de los deportivos más icónicos de toda la industria.

Por su parte, los frenos también están a la altura de la exigencia, el tacto del pedal es firme, detienen al GTI con mucha contundencia y no muestran fatiga fácilmente.

Asientos del Volkswagen Golf GTI OettingerFoto: Autocosmos

Golf GTI Oettinger 2021: Conclusión

Con el GTI Oettinger, la marca nos deja una edición especial que seguramente será muy apreciada por los fanáticos, pero más importante, nos recuerda cuan excepcional puede llegar a ser un GTI al tiempo que nos deja llenos de nostalgia. El mercado cambió y el Golf, incluido el GTI, ya no tiene cabida en México, ahora Volkswagen quiere ser una marca de camionetas y en el proceso, perdemos a un ícono.

En alguna ocasión un ejecutivo al que admiro mucho y que fue director de VW en México me dijo que era inaceptable para la marca tener una operación y prestigio del tamaño del que la marca tenía en nuestro país y no vender el Golf. 

Al poco tiempo se encargó de hacer llegar al Golf MKVI, aquel con la joya de motor 1.4 turbo – supercharger y caja manual, que diera paso posteriormente al MKVII de fabricación nacional. Me gustaría saber si piensa lo mismo en la actualidad, pero hoy, uno de sus mejores pupilos tiene esa misma posición y no dudo que, de poder, mantendría al Golf en la gama de productos.

EVG