Estreno en cines

El gran salto: ¿vale la pena el documental sobre el atleta mexicano Luis Rivera?

El documental "El gran salto" se centra en el atleta mexicano Luis Rivera, en su afán de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; la película se estrenó en cines

ElGranSalto-3-e1627571241259-750x352
El documental "El gran salto" se estrena en cines de MéxicoEspecial
Por:
  • Jesús Chavarría .

Siempre es importante dar testimonio de las hazañas deportivas, sobre todo cuando se les lleva más allá de su propio ámbito, para elaborar un reflejo tanto de la superación personal, como del efecto que esto causa en las personas más cercanas y así replicarlo a una escala mayor, haciendo efectivas las posibilidades que ofrece el cine… y eso ocurre en “El gran salto”.

Ese es el primer acierto de “El gran salto”, película que retoma un episodio trascendental en la vida del atleta mexicano Luis Rivera, quien en su afán de clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y participar en la prueba de salto de longitud, debe superar lesiones y encontrar una recuperación poco probable ante los ojos del mundo, al mismo tiempo que termina sus estudios de doctorado y sigue creciendo hasta forjar una familia.

Con mucha claridad, el director Jorge Porras aprovecha la ejecución de cada salto y la incertidumbre ante el resultado, para estirar los puntos de tensión y agregar pequeños elementos que le permiten estilizar el concepto y darle cierta identidad, sin perder el sentido dramático y lo orgánico del retrato, develando los procesos mentales y emocionales del atleta, entre charlas con sus hermanos, sus padres y su esposa.

Pero, sobre todo, sabe aludir a la vitalidad de la exigencia física, para ir y venir entre el ámbito personal, el académico y el de la competencia, haciendo de unos cuantos milímetros de distancia, el punto de encuentro entre tales escenarios, que detona en la emotiva reflexión final, a cerca de las diferentes formas que tiene el éxito.

Cierto es que muestra muy poco sobre el trayecto del hermano del protagonista sonorense, el cual resulta trascendental para el cierre de “El gran salto”; así como del eco mediático y el accionar de las instituciones, lo que hubiera sido ideal para ampliar la perspectiva con respecto a los hechos.

Pero aún así, la propuesta documental de “El gran salto” logra su cometido, dimensionando el pasaje más allá del mero registro periodístico, encontrando además un epílogo entrañable a través de esas aparentes coincidencias —en este caso entre un mundial de atletismo y el nacimiento de un bebé— que le dan significado a los diferentes caminos que toma el triunfo para encontrar a quienes quizás parecía que se les había negado.

El documental “El gran salto” llega a la cartelera casi una semana después de la clausura de Tokio 2020, edición de los Juegos Olímpicos que debido a la contingencia sanitaria, se ha convertido en una de las mas significativas historia.