"No es santo ni caballero", afirma

Maxine Woodside asegura que Enrique Guzmán mató a una persona de un tiro

Maxine Woodside señaló que Enrique Guzmán asesinó a una persona a balazos; aseguró que el cantante le pagó a dos hombres para que destrozaran su casa

maxine (1)
Maxine Woodside asegura que Enrique Guzmán mató a una persona de un tiroEspecial
Por:
  • La Razón Online

La locutora Maxine Woodside lamentó Enrique Guzmán se quiera hacer pasar por un santo, luego de que su nieta Frida Sofía lo acusó de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía cinco años; motivo por el cual recordó la ocasión que el cantante mató a una persona y mandó a destrozar su casa.

Fue en su programa “Todo para la Mujer” Maxine Woodside destapó compartió lo ocurrido: “No estuvimos ahí, no sabemos, pero también hay que tomar en cuenta que Enrique Guzmán en esa época no es el mismo Enrique que vemos hoy en día”, dijo.

La periodista compartió la ocasión en la que el cantante mató a un trabajador de un disparo y remarcó que Enrique Guzmán o es un caballero sino que debe una vida.

“Acuérdense que hubo una época que balaceó a un mesero o taxista y lo mató. No es un santo y no es un caballero. A lo mejor hoy día, pero no fue un caballero porque las cosas que ha hecho Enrique Guzmán no son de un caballero. Debe una vida. No me acuerdo si fue un mesero o taxista, pero de que debe una vida debe una vida y eso fue muy conocido, no estoy sacándolo de la manga”, apuntó.

Guzmán mandó a destrozar la casa de Maxine Woodside

La conductora también recordó el episodio de cuando Enrique Guzmán le pagó a dos sujetos para que destrozaran su casa, esto como represalia de que su hijo dejó de ser el representante de Alejandra Guzmán.

Mi hijo manejaba la carrera de Alejandra Guzmán y cuando se separaron, que ya no la estaba manejando, Enrique Guzmán hasta nos demandó y un día mandó a mi casa a dos jóvenes que agarraron a mi chofer, lo amagaron, se metieron a mi casa, robaron, y me cortaron todos los sacos; las mangas, las cortaron. No se los llevaron”, relató.

Además, contó que cuando la policía detuvo a los delincuentes, estos confesaron que Enrique Guzmán les había pagado.

“Luego ellos mismos, cuando los agarraron, declararon que Enrique Guzmán les había pagado para que fueran a mi casa. A mí no me cuenten que es un santo”, apuntó.

“(Es) Muy violento, muy agresivo. Ahora resulta que es un santo. Ya es otra persona, los años te aplacan pero cuando era chavo y famoso, nombre, para que te cuento. Me consta. A mí no me cuentan”, finalizó.