Estreno en Apple TV

La tragedia de Macbeth: ¿Debes ver la película de Denzel Washington y Frances McDormand?

La tragedia de Macbeth se estrenó en Apple TV; te decimos si debes ver o no la película de Denzel Washington y Frances McDormand

La tragedia de Macbeth: ¿Debes ver la película de Denzel Washington y Frances McDormand?
La tragedia de Macbeth: ¿Debes ver la película de Denzel Washington y Frances McDormand?Especial
Por:
  • Jesús Chavarría .

Esta vez los universos shakespereanos y sus procesos de descomposición humana llegan a la pantalla grande en “La tragedia de Macbeth”, una de sus representaciones más estilizadas, pero sobre todo lucidas a nivel de interpretación del lenguaje escénico.

Y es que en “La tragedia de Macbeth” no se trata sólo de hacer un traslado del mismo, sino de nutrir los códigos que ofrece, con el más depurado y seductor efectismo cinematográfico para potenciar su afán de sugerencia, alejándose aún más de los límites de la veracidad y por ello de la literalidad, en servicio de esta legendaria y brutal historia basada en la vida de quien fuera Rey de Escocía, sobre un otrora noble militar y los asesinatos que comete con tal de llegar al poder y perpetuarse en el, tras hacer eco de los vaticinios de un puñado de brujas.

Es por ello que los espacios destinados a revelarse tras el telón y encontrar la elocuencia en composiciones fijas y de limpieza apabullante, aquí explotan con la vitalidad de perspectivas fílmicas que les serian imposibles, enfatizando la geometría de la realidad para elaborar pasajes enfermizos en blanco y negro, que apuntan a una infecciosa ensoñación, y con elegancia alevosa dimensionan los caminos que recorren los personajes, mientras sus vicios se convierten en patologías para en este caso desembocar mustias en la tragedia.

Todo mientras el derroche de complejidad propio de los diálogos que mantienen su forma original, se equilibra con lo calculado del aspecto visual que no rehúye al uso de los recursos digitales a la hora de materializar con sobriedad los elementos extra cotidianos.

Dándole, además, un contundente peso dramático a los sonidos incidentales, como una gota de vital liquido que se convierte en la palpitante proyección del febril trayecto a la fatalidad del protagonista; apuntalando con ellos el convulso manejo emocional a cargo de actores en plenitud.

Tal es el caso de Denzel Washington, cuya usual enérgica presencia le sirve para ofrecer una poderosa encarnación de este regicida, la cual no desmerece ante las que en su momento hicieran gente de la talla de Orson Welles y Laurence Olivier.

Lo mismo sucede con la reciente ganadora del Óscar por “Nomadland” (2020), Frances McDormand, quien con su acostumbrado estilo contenido le otorga a esta Lady Macbeth un semblante casi tan retorcido e inquietante como las ramas de los árboles que fugazmente aparecen en los parajes de fondo.

“The Tragedy of Macbeth” realizada esta vez en solitario por Joel Coen —celebre haciendo equipo con su hermano Ethan, para películas como “Fargo” (1996) y “The Big Lebowsky” (1998)— es un embriagador momento de comunión entre el cine y el teatro.

Una pesadilla pletórica de oscuros matices, que deslumbra sometiendo las sombras a danzar con vehemencia, pero en perfecto, hipnótico y casi insano equilibrio. Es una producción que, tras una función especial en pantalla grande, durante un evento simultáneo a nivel mundial, es presentada directamente en la plataforma de Apple TV, y es una seria candidata a las nominaciones de los premios Oscar 2022. 

rc