Lluvias en el sureste

AMLO: Entiendo al Gobernador de Tabasco, porque tiene el agua a la cintura

En su conferencia desde Palacio Nacional, el Presidente de México sostuvo que el gobierno federal ha estado actuando desde la primera inundación

Adán Augusto López
(Archivo) Adán Augusto López, gobernador de Tabasco.Foto: Cuartoscuro
Por:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el problema de las presas en Tabasco se va a resolver, además de decir que atiende al gobernador de esa entidad, Adán Augusto López, quien recientemente acusó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de provocar inundaciones en diversos municipios.

"Yo entiendo al gobernador de Tabasco, porque él es que tiene el agua hasta a la cintura, hasta arriba, y debe defender a los tabasqueño", señaló durante la conferencia matutina de este jueves.

López Obrador sostuvo que el gobierno federal ha estado actuando desde la primera inundación; "se atendieron a 38 mil damnificados, 38 mil domicilios, a todos se les apoyo".

Agregó que tras el desfogue de la presa Peñitas, la entidad se inundó porque llovió arriba de la presa.

"Fuimos allá ya acordamos que se iba a tener más cuidado con esa pera, se logró un desfogue menor, sin embargo, ahora con este nuevo fenómeno llovió más en la planicie, sobre todo en la sierra y en ríos que no hay control, pues se construyeron en los últimos años bordos. Llovió mucho y quedó el agua estancada", indicó.

Explicó que ya sostuvo reuniones con el gobernador, con la directora de Protección Civil y con autoridades de la Marina, con quienes se trabaja en un plan integral que incluye desarrollo urbano, un caudal ecológico y el desazolve de los ríos.

"Se está bombeando agua para bajar las inundaciones en colonias; se tiene 70 albergues, hay como 15 mil viviendas con agua, hay colonias hasta con 2 metros; se ha cometido el error, más que eso, por construir en lugares bajos

Estamos tomando medidas, pendientes y vamos a seguir controlando la presa", apuntó.

También señaló que van a adquirir dragas para estar desazolvando constantemente los ríos, y se harán canales y bordos.

Finalmente reconoció que la primera inundación sí pudo deberse a un error de cálculo.

"Los que manejan las presas, que tiene que ver con CFE y Conagua son especialistas que son quienes deciden cando soltara agua, entonces hicieron cálculos en la primera inundación y soltaron más agua", indicó, aunque aseguró que en esta ocasión no fue así, porque hubo menor desfogue.

fgr