Caso Odebrecht

En declaración, Lozoya señala a 17 exlegisladores y exfuncionarios

Emilio Lozoya,involucra a más de una docena de exfuncionarios y ex legisladores, a quienes señala de haber recibido sobornos para diferentes propósito

David Penchyna, Emilio Lozoya
El exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya (der), en imagen con el entonces senador David Penchyna (izq), quien fue señalado de recibir sobornos.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Javier Chávez

En su denuncia ante la FGR el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, involucra a más de una docena de exfuncionarios y ex legisladores, a quienes señala de haber recibido sobornos para diferentes propósitos, entre los que se encuentran el otorgamiento de contratos a filiales de Odebrecht y la aprobación de la reforma energética.

En su declaración, Lozoya afirma que fue utilizado para crear una asociación de corte delictivo bajo instrucciones de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray.

“A pesar de los actos de intimidación perpetrados en mi contra por Luis Videgaray Caso y Enrique Peña Nieto, los cuales eran constantes y dirigidos a inhibir mi proceder lícito y conforme a derecho, tengo muy claro que durante el tiempo que ocupé el cargo de director general de Pemex, el Presidente de la República y el secretario de Hacienda referidos, me instrumentaron para configurar una asociación de corte delictivo, dirigida a enriquecerse no sólo del erario público, sino a través de la extorsión a personas físicas y jurídicas, el fraude y el engaño- como el caso de la denominada Estafa Maestra- contraer deuda a cargo del erario público y aprovecharse económicamente de ésta en perjuicio de la Nación”, señaló.

En el documento de 63 páginas recibido por la Fiscalía General de la República el 11 de agosto pasado, Emilio Lozoya solicita acogerse al criterio de oportunidad a cambio de proporcionar a la Fiscalía información sobre presuntos delitos en los que involucra a Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto, José Antonio Meade, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién y Salvador Vega Casillas.

También menciona a Jorge Luis Lavalle, David Penchyna, Ernesto Cordero, Carlos Treviño Medina, José Antonio González Anaya, Rafael Caraveo, Lourdes Mendoza, Carlos Salinas de Gortari, Ricardo Anaya y Osiris Hernández.

En la denuncia, el exdirector de Pemex detalla cómo Odebrecht se infiltró en el aparato político mexicano para sobornar a funcionarios y a la larga hacer que sus filiales recibieran contraprestaciones en el sector energético mexicano.

De acuerdo con Emilio Lozoya, la relación entre Odebrecht y el gobierno mexicano comenzó en el sexenio de Felipe Calderón a través de la empresa Braskem y concluyó con la presidencia de Enrique Peña Nieto.

“Odebrecht no sólo tuvo contratos y beneficios por parte del Estado Mexicano, sino que, además, participó activamente junto con otras grandes empresas, influenciando la política energética del país mediante la reforma energética. Facilitando, por instrucciones de Enrique Peña Nieto y de Luis Videgaray Caso importantes sumas de dinero a los grupos parlamentarios, utilizando a Pemex como instrumento para dichos fines ilícitos”, declaró.

En el documento, explica que en 2011 se sumó como coordinador de Asuntos Internacionales al equipo d Peña Nieto y comenzó a gestionar recursos de empresas extranjeras para la campaña política.

Como parte de esa operación, Odebrecht aportó en 4 millones de dólares al expresidente priista.

La aportación fue a través de offshore Research Engineering and Development, Ltd y Meinl Bank, que entre el 20 de abril y el 18 de junio de 2012 hicieron siete depósitos a la cuenta 126007 del banco suizo Gonet&Cie a nombre de Latin America Capital Holding con montos que iban desde los 250 mil dólares hasta los 510 mil dólares.

Luego parte de ese dinero se transfirió a 11 cuentas de consultores extranjeros entre el 4 de mayo y el 13 de junio de 2012.

“Estas cantidades de dinero aportadas a dichas consultoras utilizados por el PRI durante la campaña presidencial de 2012 fueron aproximadamente 1.6 millones de dólares, y el remanente de aproximadamente 1.5 millones de dólares me los quedé yo, dinero que deposité en la cuenta bancaria 0240-88097460T, de la institución bancaria UBS, a nombre de la moral Tochos Holding Limited, empresa que es de mi propiedad y que utilizaba para mis negocios personales”, se lee en la denuncia.

Según Lozoya los 850,000 dólares restantes fueron entregados más tarde en efectivo por una mujer identificada como Fabiola Tapia Vargas.

Lozoya afirmó que la relación se fortaleció una vez que Peña Nieto fue electo Presidente, pues sostuvo un encuentro en el segundo semestre de 2012 con Weyll, Odebrecht, Roberto Bischoff y Carlos Fadigas para hablar de la reforma energética.

En esa reunión se acordó continuar con el proyecto de Etileno XXI.

SALPICA TRAMA A ANAYA, PENCHYNA, MEADE…

Como parte de la estrategia para aprobar la reforma energética, Emilio Lozoya entregó a ex legisladores montos importante de dinero en 2013.

“Yo intervine principalmente en la aprobación de la reforma energética, entregando a través de terceros ciertos recursos en bolsas bancarias transparentes y maletas a senadores integrantes de la Comisión de Energía en el Senado de la República y un diputado federal, y que esos recursos eran, entre otros, los precisamente puestos por Fabiola Tapia Vargas en efectivo, en razón a las transferencia de Odebrecht”, señaló.

“Todo el recurso que se entregó en efectivo a dichos legisladores, cuyos nombres eran designados sistemáticamente por Luis Videgaray Caso, fue llevado por personal que laboraba con Fabiola Tapia, y entregado a mi jefe de ayudantes”.

Según Lozoya, el grupo de legisladores panistas le pidió 50 millones de dólares a cambio de aprobar la reforma energética, además de que solicitaban contratos de Pemex para conocidos.

“En relación con los sobornos a legisladores, Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso establecieron como enlace de este tema a David Penchyna Grub, entonces presidente de la Comisión de Energía del Senado, quien en la mayoría de las reuniones iba acompañado por Francisco Domínguez Servién, Jorge Luis Lavalle Maury, Salvador Vega Casillas y Francisco Javier García Cabeza de Vaca” refirió,

“En específico al senador de nombre David Penchyna Grub, una persona de mi equipo de trabajo, le entregó un apoyo económico por 6 millones de pesos el día 17 de septiembre del año 2014”.

En tanto, Lozoya aseguró haber entregado a través de un intermediario, en agosto de 2014, 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya por instrucciones de Luis Videgaray.

De acuerdo con el expresidente de Pemex la entrega se hizo en las instalaciones de la Cámara de Diputados.

Los recursos, que ascendieron hasta 80 millones de pesos, se entregaron en efectivo y se liberaban conforme lo indicaba el excanciller.

ETILENO XXI, UN PLAN DE CORRUPCIÓN TRANSEXENAL

Sobre la Planta de procesamiento del etano para convertirlo en Plástico, una inversión de 3 mil millones de dólares que consiguió el gobierno de Felipe Calderón, a cambio de entregarle insumos con descuentos del 25 por ciento del precio de mercado.

“El negocio que hicieron los brasileños es que PEMEX le vendiera a Braskem el etano, ya que PEMEX era el único proveedor, pero le hacían un descuento inexplicable de más de 25 por ciento sobre el precio del mercado, lo que hacía súper desventajosa la posición de PEMEX”, explicó.

Como parte de esta operación, muchos panistas recibieron “fuertes sumas” de dinero, entre ellos José Antonio Meade, entonces secretario de Hacienda, y Ernesto Cordero, subsecretario de Hacienda.

“Luis Weyll me lo informó y después supe que dieron sobornos para gestionar la prórroga del contrato de Etileno XXI”, dijo.

Además menciona a José Antonio González Anaya y Carlos Treviño Medina, nombrado director de PEMEX en el último año de gobierno de Enrique Peña Nieto.

La confirmación de los contratos de Odebrecht en la administración de Enrique Peña Nieto, significaron nuevos sobornos, dice Lozoya, por 32 millones de pesos, mismos que fueron a dar al Partido Revolucionario Institucional a través del secretario de Finanzas de ese instituto, Luis Vega Aguilar.

Mientras que otros 52.3 millones de pesos se entregaron a los legisladores panistas a través de Rafael Caraveo, cuyo video fue filtrado esta semana.

Según el testimonio de Lozoya, Videgaray aprovechó el apuro de los panistas Meade, Cordero y González Anaya para que se firmara el contrato, para presionar a que se aprobaran las reformas estructurales, en concreto la energética.

Durante las negociaciones para la firma de contratos con Odebrecht, José Antonio Meade ignoró alertas de al menos dos consejeros externos de Pemex, quienes calificaron “como un regalo el descuento del 30 por ciento sobre el llamado Pury Ethane”

A pesar de todas las señales, decidió ignorar y no presentó el contrato al Consejo de Administración ni se discutió la estrategia de largo plazo.

De todo esto tenía conocimiento el expresidente Felipe Calderón, aseguró Lozoya Austin.