Apuntes postelectorales

Misión de la OEA destaca falta de imparcialidad del Gobierno en comicios

Otra amenaza que se registró durante el proceso electoral en México fueron los altos niveles de violencia, añadió la Misión de la OEA

Voto-elecciones-votaciones
Tinta indeleble en el pulgar de un votante durante la jornada electoralFoto: Cuartoscuro.
Por:
  • Magali Juárez

La Misión de Visitantes Extranjeros de la Organización de los Estados Americanos para las elecciones, expresó su preocupación por la extrema violencia que afecta a la política mexicana.

Al presentar el informe preliminar sobre la observación que realizó durante los comicios, la Misión, que encabeza el argentino Santiago Cantón y en la que participaron 36 especialistas de distintas nacionalidades, reconoció el compromiso democrático de los mexicanos y la participación del 52 por ciento, así como la organización de los comicios en un contexto de pandemia.

No obstante, dijo que también registraron el debate previo a la elección entre los actores políticos, el gobierno y la sociedad civil giró en torno a las disposiciones constitucionales relativas a la imparcialidad en el uso de recursos públicos, equidad en la competencia y límites a la propaganda gubernamental, ante reclamos de posible incumplimiento de esta normativa por parte de servidores públicos, incluyendo del titular del Ejecutivo federal, lo que motivó hasta 190 quejas sobre el tema.

“La Misión enfatiza la obligación para todas las personas de acatar y actuar dentro del marco normativo establecido para los procesos electorales. Esta obligación es tanto más importante cuando se trata de las figuras con mayor poder en la jerarquía del aparato estatal”, subrayó.

Apuntó que la principal amenaza que registró el proceso electoral fueron los altos niveles de violencia, motivo por el que varios candidatos, precandidatos, funcionarios públicos, integrantes de los equipos de campaña y sus familiares perdieron la vida.

“La Misión rechaza de manera enérgica todas las formas de agresión física o psicológica que se dieron en el marco de las elecciones y que buscaron empañar y/o inhibir el ejercicio ciudadano de participación política en algunas entidades federativas del país. La violencia estuvo focalizada en determinadas zonas, y la Misión expresa profunda consternación ante la brutalidad de los hechos y su impacto sobre la sociedad”, expresó Cantón.

Reconoció la Estrategia de Protección en Contexto Electoral que implementó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, pero indicó que diversos actores expresaron que considerando la gravedad de la situación de violencia, el programa no se puso en marcha con la debida antelación.

El jefe de la Misión de la OEA subrayó que la violencia socava los cimientos de la democracia, por lo que es esencial que después del proceso electoral, el gobierno, los partidos políticos y la sociedad civil inicien inmediatamente un diálogo conducente a ponerle fin a la violencia política.

Pese a eso, Cantón aseguró que el proceso electoral en México también evidenció avances muy significativos en materia de inclusión, lo que implica la expansión de los derechos de la ciudadanía.

LRL