Duerme en su casa tras un mes detenido en EU

El general Salvador Cienfuegos ya está en México y libre

Jueza de NY acepta quitar cargos tras decisión ”al más alto nivel del gobierno”; el militar llega a Toluca; FGR le notifica de indagatoria; abogado de extitular de Sedena niega que éste se vaya a amparar; eventual juicio dependerá de fuerza de las pruebas: penalista; AMLO niega acuerdos en lo oscurito: “somos otro país con otro gobierno”; captura pudo molestar a élite militar, admite Monreal

Salvador Cienfuegos
Elementos de seguridad resguardan los alrededores del Aeropuerto de Toluca, tras el arribo del militar en retiro, ayer.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Jorge Butrón

La Jueza federal de Brooklyn, Carol Amon, concedió la petición del Gobierno de Estados Unidos de desechar los cargos de narcotráfico y lavado de dinero contra el general Salvador Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De esta manera, el exfuncionario mexicano, detenido en Estados Unidos desde el 15 de octubre, quedó libre de la investigación en aquel país, en la que se le imputaban los delitos de narcotráfico en modalidad de producción, transporte y distribución de droga, así como lavado de dinero.

En una audiencia que inició a las 10:00 de la mañana, tiempo de EU, y que duró menos de una hora, la jueza le pidió al fiscal que representa el distrito este de Nueva York, Seth DuCharme, que diera cuenta de los motivos por los que querían desestimar los cargos.

El fiscal reiteró que balanceando los intereses entre seguir la acusación contra Cienfuegos o mantener la buena relación con México, sobre todo en términos de cooperación de combate al crimen organizado, era más importante lo segundo.

Ayer, el avión que trasladaba a Cienfuegos aterrizó en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México, procedente de Nueva Jersey, a las 18:40 horas.

Luego de ser informado de la investigación que abrió la FGR en su contra y de proporcionar su teléfono y domicilio en los que puede ser localizado para futuras diligencias, el general se retiró a su hogar, alrededor de media hora después.

El equipo que trasladó al militar en retiro avisó de su arribo exitoso a tierras mexicanas; de esta manera, se informó de inmediato a la juez Carol Amon sobre el cierre del caso.

El abogado del general, Rafael Heredia, aseguró que su cliente es inocente y que no tramitará amparo contra una posible orden de arresto.

Demócratas ven acuerdo opaco; NYT señala presión

 Más temprano, el demócrata Robert Menéndez, quien es integrante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, solicitó al fiscal general de ese país, William Barr, explicar el acuerdo “opaco” al que llegaron los gobiernos de México y su nación para retirar los cargos en contra del extitular de Sedena, pues de no hacerlo, dijo, se corre el riesgo de fomentar la impunidad.

El legislador estadounidense comentó que se trata de un acuerdo inexplicable para un presidente (Trump) que basó toda su campaña electoral con imágenes xenófobas de narcotraficantes que se pasean por toda la franja fronteriza.

“El fiscal Barr y el secretario Pompeo deben proporcionar de inmediato al Congreso y al pueblo estadounidense, los detalles de este acuerdo tan opaco”, destacó en un posicionamiento en su país.

En este contexto, dijo que la cooperación entre ambas naciones es clave para defender la seguridad en Estados Unidos. “Esos lazos deben basarse en el respeto común, el Estado de derecho y el respeto al debido proceso”. Por ello, indicó que el fiscal general corre el riesgo de socavar la fe en el sistema judicial de Estados Unidos, así como fomentar la impunidad en los niveles más altos en México.

Por otro lado, el periódico The New York Times (NYT) aseguró en su editorial de ayer que la libertad de Cienfuegos se debió a presiones por parte de las autoridades mexicanas.

El fiscal Barr y el secretario Pompeo deben proporcionar de inmediato al Congreso y al pueblo estadounidense, los detalles de este acuerdo tan opaco

Robert Menéndez, Senador demócrata

De acuerdo con el rotativo, las autoridades estadounidenses recibieron un amago de expulsar a los agentes de la DEA que se encuentran en tierras aztecas si no retiraban los cargos, pues, según sus fuentes, la detención del general sin previo aviso se tomó en México como una traición y violación a la confianza en la colaboración de ambos países.

Esa percepción alcanzó un momento cumbre recientemente, cuando Ciudad de México emitió una advertencia sin precedentes a sus contrapartes en Washington: si Estados Unidos no reconsideraba el caso contra Salvador Cienfuegos, México consideraría expulsar del país a los agentes antidroga estadounidenses, lo que pondría en riesgo una alianza de décadas que ha servido para llevar a varios narcotraficantes ante la justicia, según tres personas con conocimiento del asunto.

“La historia del general retirado es de algún modo, una fábula con moraleja sobre los efectos de la política internacional en la lucha diaria de la guerra contra las drogas”, señaló el medio internacional.

México ya no pide ni un helicóptero a país vecino: SRE

La Iniciativa Mérida quedó para México sin efecto, y desde la llegada del Presidente Andrés Manuel López Obrador no se ha solicitado armamento ni helicópteros al gobierno de Estados Unidos para la lucha contra el narcotráfico, aseguró el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

“El Gobierno de México ya ha expresado en varias ocasiones que esa iniciativa se debe de rehacer, para nosotros ya quedó sin efecto, por lo que hace al gobierno de México.

“Por lo que hace a Estados Unidos, nosotros respetamos el ámbito de su competencia; para el caso de México no compartimos ese punto de vista y no le hemos solicitado a EU ningún helicóptero, armas o ese tipo de cosas”, afirmó.

Dicha Iniciativa, explicó Ebrard, es una determinación que tuvo origen en una disposición presentada al Congreso de EU, no es un acuerdo bilateral, como un tratado o algún instrumento de esa naturaleza.

Por otro lado, dijo las actividades que realiza la DEA en nuestro país están reguladas por acuerdos específicos y limitadas a labores de investigación, siempre y cuando respeten la legislación mexicana.

  • El dato: El martes pasado, al anunciar la decisión, el canciller Marcelo Ebrard descartó que la llegada del exmilitar a nuestro país represente un camino a la impunidad.

Con información de Sergio Ramírez