Más de 10 mil afectados por lluvias

Aumenta a 57 cifra de muertos por fuertes lluvias en Brasil; hay 56 desaparecidos

Debido a las intensas lluvias al noreste de Brasil, más de 4 mil personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares; se espera que las condiciones continúen, con riesgo de inundaciones y más deslizamientos de tierra

Lluvias al noreste de Brasil han dejado, hasta el momento, 57 personas muertas y 56 más desaparecidas.
Lluvias al noreste de Brasil han dejado, hasta el momento, 57 personas muertas y 56 más desaparecidas.Foto: Redes Sociales
Por:
  • César Huerta

Al menos 57 personas han muerto debido a las intensas lluvias registradas este fin de semana al noreste de Brasil, principalmente en los estados de Alagoas y Pernambuco, según informó la Defensa Civil Nacional.

Al corte de las 14:45 horas, la dependencia de Defensa Civil en el estado de Pernambuco reportó un total de 56 personas fallecidas, contando las 33 registradas ayer, así como 56 personas desaparecidas. La mayoría de decesos se produjeron durante un deslizamiento de tierra en Recife, capital de la entidad.

Nueve ciudades de Pernambuco se mantienen en estado de emergencia, al tiempo que 693 personas rescatadas con vida son apoyadas por las fuerzas armadas de Brasil y 4 mil 490 se vieron obligadas a abandonar sus hogares.

Mientras tanto, hasta las 15:50 horas en el estado de Alagoas se reportó que el número de fallecidos ascendió a 3, pues este domingo una persona murió en el municipio São Miguel dos Campos. Además, 10 mil 119 ciudadanos han resultado afectados por las fuertes lluvias.

El Ministerio de Desarrollo Regional informó que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acudirá al estado de Pernambuco el próximo lunes, pese a que en dicha entidad y en Alagoas 63 municipios permanecen bajo vigilancia ante posibles percances que puedan provocar las lluvias.

Desde el pasado viernes, las lluvias han alcanzado hasta 200 milímetros en varios municipios de Pernambuco, y el Instituto Nacional de Meteorología de Brasil continúa emitiendo alertas debido a que las precipitaciones podrían llegar acompañadas de vientos fuertes, de 60 a 100 kilómetros por hora, y granizo, deslizamientos, caída de árboles e inundaciones.