Rompe récord en número de contagios

Austria prohibe entrada a restaurantes a personas no vacunadas contra COVID-19

Las personas no vacunadas contra COVID-19 de Austria no podrán ingresar a restaurantes ni asistir a eventos con más de 25 personas; las invitan a vacunarse

COVID-19
Austria tiene una de las tasas de vacunación contra COVID-19 más bajas de Europa Occidental.REUTERS
Por:
  • La Razón Online

El gobierno de Austria anunció nuevas medidas para las personas no vacunadas contra COVID-19, a quienes se les prohibirá la entrada a los restaurantes y otros negocios, a medida que aumenten los contagios.

A partir de este lunes, todos aquellos que no han recibido la vacuna contra el COVID-19 o que aún no se han enfermado, no podrán ingresar ni a restaurantes, hoteles y peluquerías, ni asistir a eventos públicos de más de 25 personas.

Las nuevas reglas sanitarias se dan a tres semanas de que el gobierno de Austria advirtiera que si el número de contagios se mantenía en aumento, los no vacunados se enfrentarían a nuevos confinamientos, como sólo salir de sus hogares por motivos concretos.

Entonces, el canciller Alexander Schallenberg aseguró: “Estamos a punto de tropezar con la pandemia de los no vacunados”.

La noche de este viernes, Schallenberg dio a conocer las nuevas restricciones tras una reunión con líderes estatales en la que se discutió la respuesta ante el rápido aumento de casos.

"Es simplemente nuestra responsabilidad proteger a las personas en nuestro país", dijo el canciller, quien además destacó que el número de casos y las unidades de cuidados intensivos hospitalarios cada vez están más llenas.

Aunque la prohibición de la entrada a restaurantes y otros espacios inicia este lunes, las autoridades del país darán cuatro semanas como un periodo de transicion. Medida con la que Austria busca que las personas no vacunadas, se apliquen la dosis contra el SARS-CoV-2.

Ya que sólo el 66.7 por ciento de la población ha recibido una dosis de vacuna y el 64.5 por ciento tiene el esquema completo de vacunación, lo que sitúa al país, con una de las tasas más bajas de Europa Occidental.

Schallenberg pidió nuevamente a los austriacos no vacunados que se vacunen, calificando la medida como una "responsabilidad moral".

En estas cuatro semanas, se permitirá que quienes hayan recibido una dosis de vacuna y tengan resultados de una prueba de PCR válida podrá asistir a los eventos e ingresar a los negocios.

Sin embargo, cuando el periodo de transicion concluya, la entrada a dichos espacios sólo se permitirá a las personas que estén completamente vacunadas o que se hayan recuperado del virus.

Un día después de darse a conocer estas restricciones, el país rompió su récord en el número de contagios con 9 mil 923 nuevos casos confirmados de COVID-19; el máximo histórico era de 9 mil 586, del año pasado.

Mientras que, durante la última semana, la tasa de infección pasó de 317.4 a 522.4 casos por cada 100 mil habitantes.

Con información de AP.

ANR