Viernes 27.11.2020 - 13:37

Conservan Cámara baja y dejan ir el Senado

Elecciones USA 2020: demócratas retienen mayoría sin dar el extra

El partido de Joe Biden pierde la oportunidad de robar posiciones a los republicanos en el Congreso, cuya base los mantuvo intactos; liderazgo de Nancy Pelosi está en juego

Nancy Pelosi
Nancy Pelosi, líder de la Cámara baja, ayer en Washington, DC.Foto: AP
Por:

La noche de las elecciones en Estados Unidos tampoco fue una fiesta por la victoria para los demócratas en el Congreso, al menos no la que esperaban, pues si bien conservaron su mayoría en la Cámara de Representantes no lograron hacerle más daño a los republicanos y tampoco conquistaron el Senado que, una vez más se quedará para el lado más conservador de la política.

De acuerdo con los resultados, aún parciales hasta ayer, los demócratas lideraban la carrera por la Cámara de Representantes, con 199 congresistas electos, mientras los republicanos sumaban 188, cuando aún faltaban 83 puestos por definir.

Gráfico

Aunque la mayor parte de las previsiones y análisis postelectorales estiman que los demócratas mantendrán el control de esta Cámara, los resultados ya daban cuenta de una pérdida de tres escaños por parte del partido de Joe Biden.

Entre sus retrocesos destaca la derrota, en Miami, de la congresista Donna Shalala, quien fue secretaria de Salud durante la administración de Bill Clinton, superada por la popular periodista de origen cubano María Elvira Salazar.

En Estados Unidos, el control de la Cámara de Representantes es fundamental para cualquier gobierno, pues sobre ésta recaen las iniciativas de ley, además, goza de amplios poderes para investigar al presidente o a cualquiera de sus funcionarios y, muy importante, es la responsable de iniciar cualquier impeachment o proceso de destitución, como el que vivió el presidente Donald Trump en enero pasado, por el llamado Rusiagate.

Con este contexto, líderes republicanos criticaron a la actual jefa de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi —quien ya adelantó que buscará retener su cargo para el próximo periodo— de quien, afirmaron, con los escaños logrados no tendrá la capacidad para ganar suficientes votos y mantenerse como presidenta de la Cámara baja.

Nancy Pelosi ni siquiera tiene una mayoría con la que pueda ser elegida presidenta nuevamente. ¿Quién hubiera adivinado que sería posible que Nancy Pelosi no fuera la oradora?

Tom Emmer, Republicano por Minnesota

“Nancy Pelosi ni siquiera tiene una mayoría con la que pueda ser elegida presidenta nuevamente”, dijo ayer Tom Emmer, representante republicano por Minnesota. “¿Quién hubiera adivinado que sería posible que Nancy Pelosi no fuera la oradora (líder)?”

Los demócratas, respaldados por un amplio consenso de las encuestas, llegaron a la elección del pasado martes con la esperanza de expandir su mayoría, pero en lugar de obtener 10 o más escaños nuevos, perdieron la carrera en distritos de Florida, Minnesota y Oklahoma y redujeron sus números generales.

En peores condiciones para los demócratas está el Senado, controlado por los republicanos desde 2014. Durante la última legislatura mantuvo una mayoría de 53 contra 47 demócratas. Antes de las elecciones de este martes, el Partido Demócrata tenía grandes expectativas sobre la posibilidad de arrebatarle el control a los conservadores aliados de Trump.

Aunque todavía no es un objetivo completamente inalcanzable, los resultados parciales de ayer sugerían que la hazaña ya es muy complicada.

Hasta ayer, los demócratas sumaban 47 senadores frente a 48 republicanos, cuando aún faltaban cinco puestos por definir.

Esas cifras incluyen a John Hickenlooper, el nuevo senador que los demócratas sumaron por Colorado, y a Tommy Tuberville, la nueva adquisición republicana en Alabama. Las tendencias del conteo apuntaban a un triunfo demócrata en Arizona y favorecían a los republicanos en Alaska.

Así, la definición del control de la Cámara Alta quedaría reducida a lo que ocurra en Michigan, Carolina del Norte y en los dos puestos en juego por Georgia, uno de los cuales tendrá que definirse el próximo 5 de enero, en una segunda vuelta entre el demócrata Raphael Warnock y la republicana Kelly Loeffler.

Pero los estrechos márgenes de diferencia entre los competidores por estos escaños, como en la elección presidencial, hacían imprevisibles sus resultados.

  • El dato: La Cámara alta es fundamental para la aprobación de los presupuestos y de toda nueva legislación; tiene amplios poderes de investigación y es la encargada de enjuiciar al presidente.