Ayudó sin esperar nada a cambio

Recompensan solidaridad: Regalan auto a hombre de Azerbaiyán que llevó ayuda a Turquía en carro viejo

Server Besirli fue recompensado por su solidaridad con las víctimas en Turquía, desvastada tras los sismos del 6 de febrero; le obsequiaron un auto nuevo para sustituir su viejo vehículo con el que apoyó con donaciones

Server Besirli fue recompensado por su solidaridad con víctimas en Turquía, desvastada tras los sismos del 6 de febrero.
Server Besirli fue recompensado por su solidaridad con víctimas en Turquía, desvastada tras los sismos del 6 de febrero.Foto: Especial
Por:
  • Stephanie Reyes

El hombre de Azerbaiyán que se volvió viral por su conmovedora ayuda a Turquía tras los fuertes terremotos fue recompensado por su labor humanitaria y solidaridad con un vehículo nuevo.

Server Besirli, de 33 años, se convirtió en un símbolo de ayuda luego de que las fotografías de su auto viejo, visiblemente despintado y destartalado, le dieran la vuelta al mundo, pues pese a las malas condiciones mostró que cualquiera puede ayudar al trasladar colchas, edredones y otros artículos para las víctimas de la devastación, mismas que recolectó en su región.

En las imágenes se observan varias colchas amarradas sobre el techo del viejo coche junto a una bandera de Turquía, mientras avanza por una avenida con la cajuela abierta en donde también lleva amarradas cajas, bolsas y otros paquetes con ropa y objetos para donar.

A unos días de que su historia se viralizara, un empresario identificado como Sebahattin Civelek premió su esfuerzo y el ejemplo que difundió a nivel mundial al regalarle un automóvil nuevo; sin embargo, Besirli no fue quien recibió el coche sino su padre, pero quien fue recompensado por sus actos mostró su regalo en fotografías que su familia le envió, luego de dar al menos tres vueltas desde Azerbaiyán hasta Turquía, aunque la unidad no está en las mejores condiciones.

Tras este hecho, Besirli dijo que su intención fue ayudar y no recibir algún tipo de recompensa, pues aseveró que su familia sabe lo que es el dolor de un hecho trágico al recordar que fueron víctimas de la ocupación armenia y reiteró que su única intención fue ayudar “al país hermano”.

Añadió que ama su auto y no planea deshacerse de él ni venderlo, aunque ya hay ofertas; no obstante, admitió que podría entregarlo a un museo, pues reconoció que éste se convirtió en un símbolo de hermandad en medio de una tragedia que ya cobró más de 45 mil vidas tanto en Turquía como en Siria.

cehr