Greg Abbott retoma planes del expresidente

Trump busca revivir políticas migratorias; con Biden la frontera es “peligrosa”, dice


El magnate neoyorkino, Donald Trump, aseguró que la frontera en Río Grande, Texas, pasó de ser la más segura a una “abierta y realmente peligrosa”

Migración
Los cruces ilegales hacia Estados Unidos son una constante que ninguna administración gubernamental ha logrado resolverFoto: Archivo Cuartoscuro
Por:
  • La Razón Online

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó la frontera en Río Grande, Texas, y reiteró su llamado a reforzar la seguridad y hasta recuperar políticas de su gestión al afirmar que en sólo unos meses, con el gobierno de Joe Biden, ésta pasó de ser la más segura a una “abierta y realmente peligrosa”.

Aseguró que las políticas implementadas por Biden ocasionaron los nuevos récords de cruces fronterizos desde marzo pasado con 173 mil 337 indocumentados detenidos, seguidos de nuevos máximos de 178 mil 854 y 180 mil 034, en abril y mayo respectivamente, que incluso superaron los de su gestión en mayo de 2019 (con 144 mil), por lo que consideró necesario retomar los acuerdos que hizo con México, mismos que aseguró costaron mucho tiempo alcanzar, para que dicha nación albergara a los indocumentados y recordó que tuvo una buena relación con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien calificó como “un gran tipo”.

Por ello, apuntó que es necesario retomar políticas migratorias, durante su encuentro con el gobernador de Texas, Greg Abbott, quien en su camino a la reelección adelantó que construirá su propio muro fronterizo, retomando los planes del magnate, pues su proyecto de valla quedó inconcluso.

Trump agregó que en su administración Estados Unidos contó con la frontera más segura y más poderosa, pues “nunca ha habido frontera tan segura como la que teníamos”, pero dijo que todo cambió con el nuevo gobierno y ahora ésta es una zona realmente peligrosa.

Además, el exmandatario busca aprovechar su política migratoria y las críticas a Biden para tener reflectores a cinco meses de su salida de la Casa Blanca y luego de quedarse sin redes sociales por el asalto al Capitolio, pues con ello demuestra la influencia que aún tiene en el partido,

En su recorrido por Weslaco, Texas, también reconoció que el país se encuentra enfermo “en las elecciones y en la frontera”.

LRL