Conoce 4 consejos para cuidar tus finanzas en la cuesta de enero

Por primera vez en 10 años PIB se contrae 0.1% en 2019
Por:

La cuesta de enero puede ser el lapso más complicado para las finanzas personales de muchas personas, pues en la mayoría de los casos en diciembre se adquieren deudas que pueden convertirse en un dolor de cabeza.

De acuerdo un sondeo realizado por la plataforma de servicios financieros Coru.com, el 61.8 por ciento de los mexicanos aseguró quedarse sin dinero después de la época decembrina.

Contenido relacionado: El hábito del ahorro, con organización

Además, señala que durante la llamada cuesta de enero los mexicanos se preocupan por realizar el pago de servicios básicos como agua, predial o impuestos, así como liquidar el saldo de tarjetas de crédito.

En ese sentido, aquí te compartimos cuatro consejos para sobrevivir a la cuesta de enero, sin sufrir un desajuste en tus finanzas.

1.- Haz un presupuesto

Realizar un presupuesto te puede ayudar a cubrir los gastos que tienen fecha de vencimiento, tales como el pago de tarjetas de crédito, predial, agua etc.

Lo primero que debes hacer es identificar tus ingresos, saber con claridad el total de lo que ganas. Luego debes en listar todos tus gastos.

Por último, distribuye el dinero en categorías como gastos fijos (vivienda, luz, agua, comida, transporte) y variables: (deudas, entretenimiento).

2.- Realiza una lista del super

Lo más recomendable para esta temporada es utilizar los productos que puedes encontrar en tu alacena tales como lentejas, frijoles, huevo o carne que tengas en el congelador.

Además, puedes hacer una lista de los productos que necesitas antes de ir al super, a fin de evitar comprar productos que no necesitas.

3.- Obligate a ahorrar

El plan de ahorro es una herramienta práctica permite alcanzar grandes metas económicas, pues organiza tus finanzas para tener un respaldo económico en estas fechas.

Para ello, puedes asignar del 10 al 20 por ciento de tus ingresos o lo que consideres pertinente, puede ser el 5 por ciento, pero lo importante es que desarrolles el hábito.

4.- Evita los gastos hormiga.

Los gastos hormiga son pequeños consumos cotidianos que se realizan sin percibir el impacto que ellos tienen para la economía personal o familiar, pero que a la larga tienen efectos negativos en los ingresos de las personas.

Entre los gastos hormiga se encuentra la compra de botanas, refrescos, cigarros, y otros. Además, la contratación de servicios como Netflix, Uber o Spotify también entra en esta denominación.

Analiza cuál de estos gastos puedes recortar y utiliza ese dinero para el pago de deudas o incrementar tu ahorro.

JVR