Ley de la Industria Eléctrica

Alerta IMEF que cambios no garantizan mejores tarifas

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) señala que los cambios propuestos a la Ley de Industria Eléctrica afectarían negativamente el bienestar de los mexicanos

CFE, electricidad
Los cambios propuestos a la Ley de la Industria Eléctrica del Ejecutivo Federal serían contraproducentes para los objetivos finales.Foto: Cuartoscuro
Por:

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) consideró que los cambios incluido en la propuesta de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica del Ejecutivo Federal serían contraproducentes para los objetivos finales que la iniciativa persigue y representarían un retroceso en el desarrollo de un mercado competitivo en materia de electricidad.

El organismo de profesionistas sostuvo que los cambios propuestos no garantizarían tarifas mejores para las familias y las empresas, afectarían negativamente el bienestar de los mexicanos en materia de salud e impactarían directamente en el atractivo de México como destino de inversión.

Por ello, el IMEF exhortó al Congreso de la Unión para evaluar de manera integral el impacto de la iniciativa y destacó que se encuentra disponible para contribuir de manera propositiva y constructiva a la revisión del tema.

El IMEF reconoció la importancia de garantizar la calidad y confiabilidad del sistema eléctrico nacional, así como de promover estructuras de costos y precios que fortalezcan al sector y sean un soporte al bienestar de las familias y a la competitividad de nuestra economía.

No obstante, afirmó, los cambios que promueve la iniciativa tendrían implicaciones como la eliminación de la obligación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), actuando como Suministrador de Servicios Básicos, de obtener la energía a través de subastas eléctricas, iría en detrimento de la competencia en el mercado, reduciendo la oferta y los incentivos para tener tarifas menores.

Además, la eliminación de las subastas aumentaría los costos de generación de CFE y podría impactar directamente en las tarifas finales, a excepción de que se otorgue un mayor subsidio a las mismas, con el impacto que ello puede generar sobre las finanzas públicas.

El organismo apuntó que al cambiar el orden de despacho de uno económico a uno que favorece directamente a las centrales de CFE, se afecta directamente a los generadores privados, inhibiendo la competencia y afectando negativamente la estructura de precios del sector.

Advirtió que la revocación de permisos de autoabastecimiento y la revisión de los contratos de producción independiente de energía, atentan contra los derechos otorgados en la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, que se encuentran protegidos en los transitorios de la Ley de la Industria Eléctrica.

“Las modificaciones afectarían negativamente la evolución del sector energético mexicano hacia una composición con mayor participación de energías limpias, lo que va en detrimento de la salud de los mexicanos y afectaría el cumplimiento del país de los convenios internacionales en la materia”, subrayó.

ntb