Señala que México incumple normas internacionales de seguridad

EU degrada calificación aérea de México e impacta al sector

Lo pasa de categoría 1 a 2; aerolíneas ya no pueden aumentar rutas, frecuencias o aeronaves; afecta códigos compartidos con compañías de allá; prevén daño severo pues aún no salen del golpe Covid; caen acciones de Asur, GAP y OMA; dice SCT que dieron evidencias que tal vez no fueron valoradas

AICM
La FAA anunció la degradación en la categoría de México.Foto: Especial
Por:
  • Berenice Luna

La Administración Federal de Aviación (FAA) del Departamento de Transporte de Estados Unidos aseguró que el Gobierno de México no cumple con las normas de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), por lo que decidió rebajar la calificación de México de la categoría 1 a la 2.

La autoridad estadounidense señaló que por dicha decisión aumentará el escrutinio de los vuelos de las aerolíneas mexicanas hacia Estados Unidos y agregó que, aunque la baja en la nota permitirá que las compañías aéreas mexicanas continúen con el servicio existente hacia ese país, se prohibirá cualquier servicio y rutas nuevos.

Es decir, que las 13 aerolíneas estadounidenses ya no podrán comercializar y vender boletos con sus nombres y códigos de designación en vuelos operados por México, hasta que México se vuelva a apegar a los lineamientos del Programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA, por sus siglas en inglés).

La Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) señaló que en la revisión que realizó de octubre del 2020 a febrero del 2021, la FAA identificó varias áreas de incumplimiento de los estándares mínimos de seguridad de la OACI. 

Entre ellas, destacó que las leyes o reglamentos carecieron de los requisitos necesarios para supervisar las compañías aéreas del país conforme a las normas mínimas de seguridad internacionales.

Asimismo, observó que la autoridad de aviación civil, en este caso la AFAC, es deficiente en una o más áreas, tales como la experiencia técnica, personal capacitado mantenimiento de registros, procedimientos de inspección o resolución de problemas de seguridad.

En respuesta, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Agencia Federal de Aviación Civil, mencionó que la FAA realizó una revisión en octubre de 2020, cuando la AFAC operaba apenas con una cuarta parte de su personal, derivado de la pandemia de Covid-19; aseguró que en las últimas tres semanas se entregaron un gran número de evidencias, por lo que “es posible que los auditores del organismo pudieran no haber valorado a profundidad los testimonios”.

La SCT señaló que desde octubre de 2020 autoridades mexicanas se hicieron acompañar de especialistas internacionales en materia de seguridad aérea, lo que permitió atender cabalmente en tiempo y forma los hallazgos identificados por la auditoría de la FAA.

La revisión, detalló, fue aplicada en octubre, cuando la AFAC operaba apenas con una cuarta parte de su personal y en medio del rebrote del Covid-19.

“(Por ejemplo), el pasado 20 de mayo se actualizó la Ley de Aviación Civil, aprobada por el Congreso de la Unión y publicada en el Diario Oficial de la Federación”, señaló.

Gráfico

La FAA aseguró que está comprometida con ayudar a la autoridad aeronáutica mexicana a mejorar su sistema de supervisión de la seguridad operacional a un nivel que cumpla con los estándares de la OACI y la agencia mexicana afirmó que aprovechará dicha disposición.

Una calificación de categoría 2 significa que las leyes o regulaciones del país carecen de los requisitos necesarios para supervisar a las compañías aéreas de acuerdo con las normas internacionales mínimas de seguridad, especificó la FAA.

Por lo tanto, las aerolíneas mexicanas que vuelen a Estados Unidos continuarán haciéndolo, pero sin poder agregar o modificar nuevas rutas, incorporar flota nueva, tampoco podrán iniciar nuevos programas de códigos compartidos con aerolíneas de ese país, entre otros factores.

No es la primera vez que la autoridad estadounidense degrada la calificación de la seguridad aérea de México, pues en 2010, en el Gobierno de Felipe Calderón, la FAA también degradó la nota de México y posteriormente las autoridades lograron que México regresara a categoría 1. 

Evaluación es para México y para autoridades de aeronáutica, no para las aerolíneas, ni polotos

Ante la noticia también salió la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), quienes aseguraron que los pilotos y aerolíneas están calificados, pues según la explicación de ASPA, las aerolíneas a las que pertenecen sus trabajadores, cumplen con los más altos estándares, como los de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Con ánimos de defender a las aerolíneas y tranquilizar a clientes y pasajeros que vuelan de México a Estados Unidos, la ASPA agregó:

"Aseguramos a nuestros pasajeros que, cuando vuelan con pilotos de ASPA, viajan con pilotos que han cumplido los más altos estándares internacionales en materia de seguridad".

ASPA

Aerolíneas nacionales y el comercio entre ambos países se verán impactados: Canaero

Por su parte, la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) compartió un comunicado en el que asegura afectaciones para México y para EU tras la decisión de la FAA de rebajar la categoría de seguridad aérea de México de 1 a 2.

A través de un comunicado, la Canaero explicó: "A pesar de los enormes esfuerzos realizados por la industria para superar los graves efectos de la crisis del COVID-19, las consecuencias de la degradación a la autoridad aeronáutica de México son graves e implican un impacto adicional que afectará severamente la recuperación de las aerolíneas nacionales y al comercio entre ambos países".

De la misma forma, la cámara aseguró que se suma al compromiso con las autoridades para resolver los hallazgos de la FAA y lograr recuperar la categoría 1.

Al igual que la ASPA, Canaero recordó que la FAA, evalúa la capacidad de un país y no de las aerolíneas en lo individual.

Aerolíneas descartan afectaciones por degradación aérea

Tras darse a conocer la noticia tomada por EU, la aerolínea Viva Aerobus descartó afectaciones dentro de sus rutas, pues según el comunicado que envió la empresa, los viajes al país del norte representan el 14% de su operación total.

Sobre la decisión de retroceder de seguridad aérea de categoría 1 a 2, la aerolínea mexicana agregó que confía en recuperar la calificación a la brevedad gracias al “compromiso y esfuerzos técnico-operativos con el Gobierno federal".

Por su parte, Aeroméxico también aseguró que sus operaciones desde y hacia los Estados Unidos no tendrán afectaciones. Además, con la intención de tranquilizar a sus clientes, la empresa explicó que siguen vigentes todos los boletos, reservaciones, vouchers electrónicos, Puntos Premier y beneficios del programa de lealtad.

En cuanto a los próximos viajes, la aerolínea explicó que se podrán seguir comprando boletos a través del sitio web, App, Call Center o agencias de viajes desde y hacia los Estados Unidos sin restricciones.

... Y las acciones del sector caen tras decisión

Las acciones de los tres grupos operadores de aeropuertos y de la mayor aerolínea del país registraron fuertes caídas este martes, luego de que Estados Unidos rebajó la calificación de seguridad aérea de México.

Los títulos de Grupo Aeroméxico llegaron a caer en la sesión más de un 10 por ciento, mientras que los de Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA), Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) cedieron hasta un 3.40, 4.01 y 4.51 por ciento, para después recortar levemente pérdidas al cierre.

Al término de la jornada, Aeroméxico fue la emisora que más perdió, al caer 5.86 por ciento, Asur bajó 4.22 por ciento, OMA retrocedió 3.0 por ciento, GAP disminuyó 3.75 por ciento y Volaris 1.62 por ciento.

El Gobierno estadounidense bajó la nota de seguridad aérea de México, una medida que impide a las aerolíneas mexicanas sumar nuevos vuelos a EU y limita su capacidad para llevar a cabo acuerdos comerciales.

Así, el índice accionario S&P/BMV IPC cedió un 1.28 por ciento a 48 mil 826.95 puntos con un volumen de 113 millones de títulos negociados.