Basquetbol

NBA: Paul Westphal, leyenda de los Suns, primera muerte del deporte en 2021

Paul Westphal llevó a los Suns de Phoenix a la Final de la NBA en 1993; en agosto pasado se le había diagnosticado cáncer de cerebro

Paul Westphal
Paul Westphal en septiembre de 2019, cuando ingresó al Salón de la Fama del Baloncesto.Foto: AP

Paul Westphal, basquetbolista del Salón de la Fama que ganó el campeonato de la NBA con los Celtics de Boston en 1974 y que más adelante fue entrenador de los Suns de Phoenix y en el baloncesto universitario, falleció este sábado a los 70 años, convirtiéndose así en la primera muerte del mundo deportivo en 2021.

Westphal falleció en Scottsdale, Arizona, de acuerdo con un comunicado de la Universidad del Sur de California, de la que fue estrella. En agosto pasado le habían diagnosticado cáncer de cerebro.

Un base que participó en cinco Juegos de Estrellas, Westphal jugó en la NBA de 1972 a 1984. Tras ganar el campeonato con los Celtics, llegó a la final en 1976 con Phoenix. Jugo además para Seattle y Nueva York. Promedió 15.6 puntos, 4.4 asistencias y 1.9 rebotes durante su carrera.

Al concluir su carrera como jugador, Westphal se convirtió en entrenador. Guió a los Suns a la final de la NBA en 1993 y fue además el entrenador de Seattle y Sacramento. En el baloncesto universitario dirigió a Southwestern Baptist Bible College (ahora Arizona Christian University), Grand Canyon y Pepperdine.

“Podría haber un puñado de personas que tienen tanta influencia e importancia en la historia de los Suns de Phoenix”, dijo el anterior dueño del equipo Jerry Colangelo. "Todo lo que logró como jugador y entrenador. Fuera de la cancha fue un caballero, un hombre de familia, con una gran moral. Representó a los Suns de la forma en la que querías que un jugador representara a la franquicia".

Westphal jugó para USC entre 1968 y 1972 y los Trojans lo honraron con un momento de silencio antes del encuentro de este sábado. Su camiseta con el número 25 está en lo alto del Galen Center. Los Suns retiraron su camiseta con el número 44.

“En los últimos 40 años, Westy se mantuvo como un gran amigo de la organización y como un consultor de confianza y confidente mío”, señaló el socio directivo de los Suns, Robert Sarver. “Su número 44 siempre tendrá su lugar en el círculo de honor, consagrado como uno de sus meritorios integrantes”. 

Fue incluido en el Salón de la Fama en 2019. Le sobreviven su esposa Cindy y dos hijos.

EVG