Futbol americano

Super Bowl 2021: El esperado choque entre Tom Brady y Patrick Mahomes

La ocasión anterior que Tom Brady y Patrick Mahomes se enfrentaron en playoffs fue en enero de 2019

Tom Brady y Patrick Mahomes
Patrick Mahomes busca ser el primer quarterback desde Tom Brady, en 2004, en ganar dos Super Bowls consecutivos.Foto: Especial y AP

Para Tom Brady, el Super Bowl 2021 es su primero como quarterback de Tampa Bay. Y para los Buccaneers, una cita inédita como anfitriones, pero sin las ventajas que la condición de local suele ofrecer.

Como punto final de una temporada de la NFL marcada por la improvisación (una campaña trastocada, pero que nunca claudicó por la pandemia del coronavirus) no sorprende que la narrativa tenga más vericuetos.

A raíz de las restricciones imperantes por el COVID-19, el estadio de Tampa Bay apenas permitirá un cuarto de su capacidad cuando los Buccaneers reciban a los Chiefs de Kansas City el 7 de febrero en el Super Bowl 2021. En las casas de apuestas, los Chiefs parten como favoritos.

A sus 43 años, Brady ensanchará su récord al disputar su décimo Super Bowl. El eterno quarterback buscará ampliar otro récord al conquistar un séptimo título. Los seis anteriores los conquistó con los Patriots de Nueva Inglaterra.

Su contraparte será Patrick Mahomes, la estrella de 25 años de los Chiefs que intentar revalidar la corona, algo que ningún otro mariscal de campo ha logrado desde — ¿quién más? — Brady, en las ediciones de 2003 y 2004 con los Patriots. 

El choque será en el Raymond James Stadium en Tampa, Florida, donde los Bucs de Brady serán el primer equipo en 55 años de historia del Super Bowl que saldrá a jugar en su propio emparrillado.

“¿Quién se hubiera imaginado un Super Bowl en casa para nosotros? Pero lo logramos", dijo Brady tras liderar a Tampa Bay a la victoria 31-26 sobre Green Bay en la Final de la Conferencia Nacional. Los Bucs se clasificaron a los playoffs como comodines, pero hilvanaron tres victorias en calidad de visitantes.

El Super Bowl 2021 es el primero que se celebrará sin estadio lleno desde el primero, que fue Kansas City vs. Green Bay en el Coliseo de Los Ángeles en 1967.

Como muestra de cómo la pandemia ha alterado todo, la concurrencia para el evento cumbre del deporte en Estados Unidos tendrá un límite de 22,000 asistentes en un estadio con aforo para 75,000. Empleados sanitarios que han sido vacunados recibirán 7,500 de los muy preciados boletos.

Y el equipo visitante, Chiefs, no se alojará en un hotel durante toda la semana, como los campeones de las conferencias suelen hacer previo al Super Bowl. ESPN informó que Kansas City no contempla llegar a Tampa hasta el día previo al partido. 

Pese a todo ello, se vislumbra un partido de alto voltaje, enfrentando a la mejor ofensiva de la liga (Chiefs) y la séptima (Bucs), ambas con múltiples recursos de ataque. El receptor Tyreek Hill y el tight end Travis Kelce son las algunas de las piezas sobresalientes de Kansas City, mientras que el ex tight end de los Patriots Rob Gronkowski es una de las varias opciones que Brady dispone con Tampa.

Reeditarán el duelo que Kansas City ganó 27-24 en el fin de semana del feriado de Acción de Gracias en Tampa. En ese partido, Mahomes lanzó para 462 yardas — 269 a Hill — para que los Chiefs se despegasen por 17 puntos al inicio.

Será la segunda ocasión en la que Brady y Mahomes se topan en postemporada. Como un cirujano, Brady amasó 524 yardas para que Nueva Inglaterra derrotara 37-31 a los Chiefs en la final de la AFC en enero de 2019.

Mahomes podría emular a Bart Starr, Bob Griese, Terry Bradshaw, Joe Montana, Troy Aikman, John Elway y, desde luego, Brady en la lista de quarterbacks con dos campeonatos consecutivos. 

¿Y Brady? Cargará a los Buccaneers al segundo Super Bowl de su historia; se consagraron en su primera participación, en 2002. Brad Johnson era el quarterback entonces. Pero nadie puede comparar a Johnson con Brady, quien podría unirse a Peyton Manning como los únicos mariscales de campo que conquistan el Super Bowl con dos franquicias.

“La convicción que le inyectó a todos en esta organización, de que esta podría ser realidad", dijo el entrenador de los Bucs, Bruce Arians, cuando le preguntaron sobre el impacto de la adquisición de Brady en la franquicia. “Fue cosa de un solo hombre”.

EVG