Llega a cines y Disney+

Black Widow: ¿Vale la pena el esperado estreno de Marvel con Scarlett Johansson?

"Black Widow" por fin llega a cines y a Disney+; la película de Marvel revela detalles acerca del pasado de la emblemática y letal Natasha Romanoff

3h6565
"Black Widow" se estrena en cines y Disney+Especial
Por:
  • Jesús Chavarría .

Hace poco más de diez años, cuando todo empezó con “Iron Man” (2008), no hubiera sido del todo viable para los estudios el apostar por una película protagonizada en solitario por “Black Widow”, tomando en cuenta que en ese tiempo era prácticamente desconocida más allá del mundo de las viñetas —apareció por primera vez en en los cómics en 1964—.

Tras el estreno de “The Avengers” (2012), y el gigantesco proyecto fílmico de Disney avanzado, el momento idóneo había llegado. Al menos eso es que lo que se puede concluir después de haber visto esta tardía propuesta en donde si algo queda claro, es que tanto el personaje, como Scarlett Johansson (la actriz que lo interpreta), desde hace mucho tenían todo lo necesario para sostener una saga propia.

Y no es por que resulte precisamente novedosa, de hecho recorre los lineamientos acostumbrados sobre los que se ha construido para la pantalla grande el universo al que pertenece, pero los entiende tan bien la directora Cate Shortland —“Berlin Syndrome (2017)—, que al ejecutarlos se permite integrar al entorno marcado por el concepto del superhéroe, las convenciones propias de las películas clásicas de espías, para de este modo darle cierta identidad a la aventura, cuya historia se alimenta de la Guerra Fría en su versión ligera y a modo para el entretenimiento.

Es así que, de manera inmediata, establece las reglas y las hace efectivas, equilibrar combates cuerpo a cuerpo, persecuciones explosivas y secuencias espectaculares plagadas de recursos digitales, con toques de disfrutable humor medido, que llega a bordear la autoparodia.

La trama, que se agradece que no sea demasiado dependiente de las conexiones con otras de las películas, se retuerce con juegos de identidad y cambios de bando, ubicándose en el periodo comprendido por lo que fue “Capitán America: Civil War” (2016), sirviendo como una especie de precuela a “The Avengers: Infinity War” (2018), sin afectar de manera significativa los hechos, pero estableciendo como es que habrá de tener continuidad en la fase cuatro de Marvel, el rol que cumple la protagonista dentro el mismo y darnos a conocer más de su pasado.

Y aunque en esto último queda un tanto a deber, empezando por que apenas tocan temas como el del funcionamiento de la llamada habitación roja, por ejemplo, en cambio aciertan a la hora de presentar a sus parientes más cercanos, reinterpretando el concepto tradicional de las familias con habilidades extraordinarias —que van de “Fantastic Four” a “Los Increíbles” y la serie “Sábados Secretos”—, gracias a la química de los actores que es la que sostiene los más divertidos y hasta interesantes, pese a lo disparejo de algunas escenas dramáticas.

Por supuesto, Scarlett Johansson sabe sacar provecho de los años que lleva en encarnando a la letal agente, otorgándole diversos matices mientras va y viene entre la acción y la comedia, lo cual es otra de las razones por la que “Black Widow”, a pesar de obedecer a la fórmula, deja con ganas de que tuviera más entregas.

La película se estrena de manera simultánea en cines y la plataforma Disney+, con su respectivo pago extra.