Acto obliga al Gobierno a promover la no violencia

Pide AMLO perdón a chinos y agradece apoyos

El Presidente afirma que el Estado no permitirá nunca más el racismo, la discriminación y la xenofobia como en la masacre de 1911; agradece a China fraternidad durante la pandemia, en la foto con el embajador Zhu Qingqiao

AMLO
El Presidente afirma que el Estado no permitirá nunca más el racismo, la discriminación y la xenofobia como en la masacre de 1911.Foto: Especial
Por:
  • Sergio Ramírez

En Torreón, Coahuila, el Presidente Andrés Manuel López Obrador a nombre del Estado mexicano pidió perdón por la muerte de 303 ciudadanos chinos durante la época de la Revolución en 1911, y se comprometió a que nunca más se cometerá un acto de esa naturaleza.

Ante el embajador de China en nuestro país, Zhu Qingqiao, los gobernadores de Coahuila y Durango, miembros de su gabinete y su esposa Beatriz Gutiérrez, aseveró que con este acto se obliga al Gobierno a promover la igualdad, la diversidad cultural, la no violencia y la fraternidad universal.

"No sólo nos obliga a asumir nuestra responsabilidad y culpa sino aceptar el compromiso con la República Popular China que el Estado mexicano no permitirá nunca más el racismo, la discriminación y la xenofobia", afirmó al destacar que este acto reconcilia aún más los lazos de amistad entre ambos pueblos.

Recalcó que un país no debe apostar por el desarrollo económico, sin justicia social. "La enseñanza mayor del modelo económico neoliberal o neoporfirista es que la apuesta por el progreso material sin justicia, nunca será una opción política viable y siempre estará condenada al fracaso.

"Su falla de origen consiste en pasar por alto que la simple acumulación de riqueza produce desigualdad y graves conflictos sociales", enfatizó al considerar que "el racismo que ha padecido por siglos los habitantes de China, es igual o peor que el que han sufrido indígenas mexicanos o africanos".

El embajador de México ante China, Sergio Ley López, sostuvo que "nunca más una minoría sea agraviada. Nunca más tratar con menosprecio a los migrantes. Nunca más".

En esta ceremonia efectuada en el Bosque "Venustiano Carranza", se disculpó por tres décadas de acoso en la Revolución, saqueos, asesinatos y expulsión sistematizada, de los chinos que habitaron en la Comarca Lagunera.

"Hoy, en nombre del Estado mexicano, le pedimos perdón a la comunidad china en México por los agravios cometidos en su contra, a lo largo de su historia", dijo el representante diplomático.

En tanto, Zhu Qingqiao lamentó que en la actualidad persista la xenofobia y el racismo hacia la comunidad china en el mundo, y pidió que la sociedad avance en la eliminación de estos elementos.

"Insisten en la xenofobia, el odio y la violencia contra las minorías, debido a la discriminación, son frecuentes y preocupantes en algunos países. De estos errores, seguramente serán rechazados por la sociedad humana", indicó.

El embajador destacó el sentido de responsabilidad histórica del Gobierno mexicano con la comunidad china en el país. Añadió que tanto México como China se han convertido en socios estratégicos.

"La sombra de lo que pasó en Torreón ya se ha disipado y la amistad entre China y México se ha vuelto cada vez más fuerte a lo largo del tiempo", subrayó el diplomático chino.

Más adelante, mencionó que se revisó la historia para aprender las lecciones del pasado y evitar que hecho como estos agravios a la comunidad china en México no se repitan.