"Mueven millones de pesos"

Raquel Buenrostro justifica inscripción de jóvenes al RFC

Buenrostro aseguró que un tercio de los contribuyentes están ligados con empresas fantasma; los presuntos dueños son personas de 18 años o mayores de 85

SAT
La jefa del SAT explicó que debido a las empresas fantasma, se crearon medidas como la inscripción obligatoria al RFC de jóvenes de 18 años.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Roberto Cortez

Un tercio de contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT) tienen irregularidades relacionadas a empresas fantasma, circunstancia que ha obligado a establecer medidas como el control a los contadores o hacer obligatorio el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) a mayores de 18 años, informó Raquel Buenrostro.

La jefa del SAT indicó que se tienen registrados 90 millones de contribuyentes, de los cuales 30 millones reportan registros falsos.

"Al llegar nos enfrentamos a la cultura del no pago. Donde empresas señalaban que estaba acostumbradas a que no les cobraran impuestos. Los contadores y abogados de algunos grandes despachos que llegaban y que creen que su deber es hacer que el contribuyente pague menos aunque viole ley", explicó.

La funcionaria dijo que detectaron a contribuyentes que hacían grandes planeaciones fiscales, hechas por un despacho o un contador muy concreto, que les dio muchos miles de millones a ganar a grandes consorcios.

También refirió que hay despachos que han engañado a sus clientes al decirles que presentaban las declaraciones y nunca pagaban los impuestos. "Si un empresario grande que tiene 50 empresas confía en que sus dictaminadores le están revisando bien las empresas, y sólo le llegan los dictámenes sin salvedades, no se preocupa y de pronto les cae el SAT y es cuando se sorprende", dijo.

Buenrostro explicó que 70 por ciento de las empresas fantasma no se dan de alta en el SAT sino con fedatarios, se crean y cuando se busca el registro de quiénes son los dueños, se detecta que son personas de 18 años o mayores de 85.

"Estas empresas trabajan tres meses, mueven miles de millones de pesos y ya no volvían a operar. Encontramos personas de 18 años que tenían 700 empresas, con cientos de miles de millones de pesos y que no los encontrábamos en ningún lado", indicó.

Refirió que cuando los bloquearon, los defraudadores comenzaron a modificar el padrón y comenzaron a cambiar los nombres, de ahí que 30 millones de registros tengan irregularidades, con empleados que trabajan en diversos puntos del país y una sola persona tiene como 10 o 20 nóminas, con ingresos de 80 millones de pesos.

ANR