Hay incertidumbre

Sector privado ve falta de estrategia del Gobierno para impulsar la inversión

El CEESP puntualizó que, en un entorno como así, es natural que las perspectivas de la economía continúen en el terreno de debilidad

Pesos mexicanos.
Pesos mexicanos.Foto: Pixabay
Por:
  • Ana Martínez

La aseveración del Presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a que no le interesan los negocios privados, sino los públicos, evidencia que no hay claridad en el objetivo de las funciones del Gobierno en un sistema de economía mixta como el que tiene México, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

En su comentario semanal, apuntó que en una economía donde hay participación del sector público y el Gobierno, el principal motor de la inversión, crecimiento, generación de empleo y bienestar es la iniciativa privada.

La semana pasada, el Presidente López Obrador respondió a la decisión de la empresa energética española Iberdrola de no invertir en el país hasta que no haya certeza en las reglas del sector, luego de que prevalece el mensaje de no dejar participar a los privados.

“A nosotros no nos interesan los negocios privados, nos interesan los negocios públicos o, para no ser tan tajante, los únicos negocios a los que se les debe de dar toda la atención es a los negocios públicos, porque nosotros somos servidores públicos”, dijo.

El CEESP puntualizó que, en un entorno como así, es natural que las perspectivas de la economía continúen en el terreno de debilidad. También comentó que el menor ritmo de la actividad productiva se reflejó en una moderación en la recuperación de empleos, después de que la población ocupada aumentó en 4.7 millones en junio, en septiembre lo hizo en solo 600 mil.

“Por el lado de las finanzas públicas para el próximo año persiste la incertidumbre acerca de si el Gobierno podrá lograr sus metas de ingresos. Como se ha sostenido, el marco macroeconómico de las autoridades parece ser demasiado optimista”.

De ser el caso, los ingresos serán insuficientes para cubrir las prioridades gubernamentales y se ve difícil que éstas se ajusten, sobre todo en el año electoral, concluyó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado