• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Representantes latinoamericanos, ayer, en Quito. Foto: Especial
Representantes latinoamericanos, ayer, en Quito. Foto: Especial

Un total de 11 países latinoamericanos emitieron una declaración para establecer un programa regional especial para garantizar una migración ordenada y segura desde Venezuela.

La “Declaración de Quito sobre Movilidad Humana de ciudadanos venezolanos en la Región”, emitida tras dos días de deliberaciones, pidió establecer un programa regional especial con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El programa permitirá “el intercambio oportuno, a través de las instancias nacionales competentes, de información pertinente de migrantes venezolanos, tendiente a prestar la ayuda humanitaria y lograr una migración ordenada y segura”.

Además, convocaron a coordinar esfuerzos a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la OIM, entre otras entidades, para “combatir la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes dentro del flujo migratorio de ciudadanos venezolanos”.

Exhortaron al gobierno venezolano a aceptar “la cooperación de los gobiernos de la región y de los organismos internacionales con el fin de atender la situación de sus respectivas comunidades establecidas en Venezuela”.

  • El Dato: Las 11 naciones acordaron reunirse nuevamente en la segunda semana de noviembre, en Quito, para dar seguimiento a los compromisos consignados.

Convocaron a fortalecer el rol de la Comunidad Andina de Naciones y el Mercosur “para abordar, de manera integral y articulada, el flujo masivo de nacionales venezolanos y que permita adoptar acciones inmediatas para atender esta crisis migratoria de carácter humanitario”.

El texto fue suscrito este martes por altos representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

En la declaración, los países se comprometieron a mantener la asistencia humanitaria, “incluyendo la consideración de procesos de regularización migratoria”, además de combatir la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes.

Las 11 naciones firmantes pidieron a los gobiernos de la región “acoger los documentos de viaje vencidos como documentos de identidad de los ciudadanos venezolanos para fines migratorios y de seguridad”.

Declaración de Quito

  • Establecer un programa especial con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
  • Combatir la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes.
  • Mantener la asistencia humanitaria.
  • Aceptar documentos vencidos como documentos de identidad de los ciudadanos.