Sin competencias, motivación ni lugar dónde entrenar

CDMX deja de ser capital del deporte; atletas sin armas por COVID

Se prepararon para un cierre de dos o tres meses, pero una pandemia prolongada está acabando con sus sueños

La capital se caracteriza por ser una ciudad abierta a eventos deportivos de gran magnitud.
La capital se caracteriza por ser una ciudad abierta a eventos deportivos de gran magnitud.Cuartoscuro
Por:
  • Karla Mora

De manera histórica, la CDMX se ha erigido como una capital mundial del deporte por excelencia; prueba de ello ha sido su gran capacidad para albergar eventos de relevancia internacional: unos Juegos Olímpicos, dos campeonatos mundiales de futbol, dos Juegos Panamericanos… y la lista sigue; sin embargo, la que ha sido casa para el desarrollo de deportistas de alto rendimiento se derrumba en medio de ya casi un año de restricciones por COVID-19.

¿Por qué pasa esto? Hasta que la mayoría de la población sea vacunada, la pandemia sigue siendo sinónimo de encierro y de renuncia a los espacios públicos y de recreación, como gimnasios, clubes deportivos o canchas; para muchos, éstos no representan actividades esenciales, pero para otros son más que un pasatiempo, ahí está su vida.

Al inicio de la emergencia sanitaria, los atletas que viven en la CDMX se prepararon para un cierre de uno, dos o hasta tres meses, igual que como hicieron con la contingencia por a influenza A(H1N1), hace 12 años, pero nadie se imaginó que la pandemia actual se convertiría en un rival de largo plazo.

Competencias internacionales en CDMX
Competencias internacionales en CDMXArmando S. Armenta/La Razón

Así, conforme los contagios no cedían, la cancelación de torneos y la limitación de tener que entrenar en casa, para un deportista de alto rendimiento —cuya condición y carrera dependen de las competencias y de la constante preparación en clubes y gimnasios— comenzó a contribuir notablemente en su deterioro físico.

Sin torneos, que además significan la meta motivacional en la carrera de nadadores, clavadistas, taekwondoínes, karatekas, luchadores, pesistas, tenistas… y un largo etcétera, la razón de ser muchos atletas se desmorona.

En el marco de una flexibilización del semáforo rojo en la CDMX, en el que después de la presión de restauranteros, las autoridades capitalinas cedieron a permitir aperturas limitadas, los deportistas abrazaron la campaña #PorqueSomosEsencialesPondeLaCamiseta, con la que piden que las autoridades los tomen en cuenta para practicar sus disciplinas y puedan mantener su desarrollo.

¿PARA QUÉ ENTRENAR SI NO PODRÉ PELEAR?

Juan David Pintado Benítez comenzó su carrera como atleta a los ocho años, ahora tiene 27 y una trayectoria sólida en artes marciales y kick boxing, disciplina con la que se convirtió siete veces en campeón nacional, también fue campeón panamericano en 2015; su logro más actual, un bronce en el campeonato mundial de kick boxing Turquía 2019, después de eso, el COVID-19 vino a dar un golpe de timón a su carrera.

En entrevista para La Razón, Juan David comenta que, por suerte, no esperó a que las cosas se agravaran, incluso antes de que se decretara el cierre de todas las actividades, inició clases de kick boxing en línea para jóvenes, lo que le permitió mantenerse activo, ahora como entrenador.

“Pensé que terminaría en uno o dos meses, pero ya llevamos así casi un año. Nosotros como deportistas no podemos detenernos por completo, tenemos que encontrar la forma de seguir subsistiendo”, expresó.

El gimnasio de Juan David Pintado luce vacío, en medio de las restricciones por COVID-19
El gimnasio de Juan David Pintado luce vacío, en medio de las restricciones por COVID-19Especial

A pesar de haber encontrado la manera de seguir vigente, Juan David reconoce que el hecho de que no haya competencias quita motivación a los jóvenes, pues ésta es la manera de medir sus esfuerzos.

En un año regular, explica, sus alumnos llegaban a tener entre ocho y 10 competencias por año, en algunos hasta 12, pero ya en 2020, los compromisos se redujeron a nada. “¿cómo decirle a un joven que siga entrenando duro cuando en realidad no hay un objetivo claro a vencer?”, lamenta el joven deportista.

Esto ha mermado a los más jóvenes, yo entiendo que esto va a pasar; pero los más chicos ya están súper desesperados, porque el hecho de que tú sepas que tienes una competencia te mantiene entusiasmado

Juan David Pintado Benítez/Entrenador de Kick boxing

“Ahora como no hay competencias, mucha gente ya está desanimada en la cuestión competitiva. Les dices: ‘es que tienes que entrenar porque… tienes que entrenar’ y ellos dicen: ‘pero, ¿para qué?’. Y yo ahí qué más les puedo decir”, compartió con La Razón.

Ese efecto juega como un desafío en los entrenamientos en línea que ofrece Juan David, pues aunque muchos lo siguen, hay quienes pierden las ganas de conectarse, “ya que nunca será lo mismo hacer los ejercicios en casa que en un dojo (espacio destinado a la práctica y enseñanza de las artes marciales), están cansados, necesitan sentir el golpe, el contacto del rival, para comprobar que sí están aprendiendo”, comentó.

NO TODO SE PUEDE CON ZOOM

Para Hanzel Joaquín Tepal Marrufo, quien se dedica al karate desde hace 35 años, entrenar a deportistas jóvenes en línea es un desafío mayor, pues a diferencia de otras actividades, como las de oficina, el contacto y la presencia física son clave para una formación completa.

Para Juan David Pintado, pese a que la tecnología ayuda, no es lo mismo hacer y enseñar artes marciales por Zoom que en un dojo
Para Juan David Pintado, pese a que la tecnología ayuda, no es lo mismo hacer y enseñar artes marciales por Zoom que en un dojoEspecial

“Algunos aprovecharon el uso de herramientas tecnológicas, pero en mi caso hay grandes desventajas, la primera es que no todos tienen una buena conexión a Internet, la segunda, no todos tienen un espacio adecuado en casa para llevar a cabo ese tipo de entrenamientos; además, muchos no cuentan con las posibilidades de acceder a los equipos idóneos”, dijo. Dichas deficiencias provocaron una merma en la participación de sus alumnos en los entrenamientos.

A partir de la realización de un torneo virtual internacional, Hanzel intenta animar a sus alumnos para que no abandonen sus entrenamientos; ahora se aferra a la nueva normalidad, con menos alumnos dispuestos a mantenerse activos, porque de 45 que tenía antes de la pandemia, sólo 15 continuaron, prácticamente sólo los de alto rendimiento; en esa misma categoría tres ya desertaron.

PARA OTROS, EL DESAFÍO ES SU MOTIVACIÓN

A Isaac Cortés García, entrenador de pentatlón moderno, la contingencia sanitaria lo agarró en Hungría, donde se encontraba con sus aprendices para buscar la plaza olímpica por Ranking Mundial. Tuvieron que regresar a México después de un mes en Europa, eso les hizo perder el fogueo que lograron y llegó la incertidumbre.

Una vez de regreso a CDMX, Cortés tuvo que adaptar los entrenamientos a los cierres de actividades: por un mes rentó una casa con alberca, haciendo uso de todos sus ahorros, para mantener los entrenamientos, y aunque buscó la manera de que no bajara la actividad de sus entrenados, el aumento de contagios en la capital hizo que las horas efectivas de preparación física se redujeran de ocho a cuatro horas.

Fue un golpe muy fuerte, por eso tuvimos que buscar oportunidades y hacer sacrificios; por ejemplo, tomamos la decisión de descuidar equitación y esgrima y enfocarnos a las actividades que sí pudiéramos realizar

Isaac Cortés García/Entrenador de pentatlón moderno

“ES COMO PONERLE UN MURO A UN CORREDOR”

Imagina a un corredor de 100 metros planos; en plena marcha, cuando ya va por los 50, un muro se le atraviesa de tajo, no hay duda de que habrá un riesgo físico para él, esto está pasando con todos los deportistas de alto rendimiento, consideró en entrevista el karateka Ahxel Daniel Tepal, al referirse a la pandemia como un punto de quiebre para el desarrollo deportivo.

“Nuestro cuerpo detuvo el entrenamiento intenso, las competencias internacionales quedaron en el pasado y no hay otra opción que estar encerrados”, lamentó el joven de 20 años, quien afirma que el encierro puso en riesgo la práctica del deporte profesional.

La falta torneos en vivo hace que se pierda la competitividad porque una forma de superarse es a través de otros compañeros, con la convicción de ser el mejor del grupo

Ahxel Daniel Tepal/Karateka

“Intentamos hacer algo que, en nuestra generación, nunca se ha visto, hacer deporte en completa soledad (…)”, por lo que, dijo, la clave para mantenerse vigentes en medio de tantos obstáculos es tener muy claro “hacia dónde queremos ir. Es tener decisión, si tenemos bien planteado eso, no creo que haya una barrera que pueda frenar nuestros sueños”, expresó.

AG