En 10 meses, pérdidas estimadas en 100 mdp, en 15 espacios

Teatros tasan pérdidas de $100 millones por pandemia

Ven productores y directores de recintos de la CDMX en segundo cierre un desastre económico y “sentencia de muerte”.

Ghost, la sombra del amor
La actriz Lorena de la Garza, durante el estreno de "Ghost, la sombra del amor", el pasado 16 de diciembre en el Teatro San Rafael.Eduardo Cabrera/La Razón
Por:

Cuando la Ciudad de México volvió a semáforo epidemiológico rojo y cerraron por segunda ocasión los teatros de la capital, Jessica Sandoval, directora de Un Teatro, estaba por estrenar una adaptación de “El cascanueces” y el productor Morris Gilbert apenas había ofrecido tres funciones del musical “Ghost, la sombra del amor” y tenía lista la obra “Pequeñas grandes historias”, proyectos que tuvieron que detener, por lo cual consideran que esta nueva paralización de actividades “es insostenible” y representa “una hecatombe económica”.

Y es que a casi 10 meses de que se declaró la Jornada de Sana Distancia en el país para evitar los contagios de COVID-19, las pérdidas se estiman en cerca de 100 millones de pesos, al menos en 15 foros, si se toma en cuenta que del 20 de marzo al 20 de abril, la Red de Espacios Culturales Independientes Organizados (Recio) calculaba que perderían nueve millones 712 mil 330 pesos.

La última de la Sociedad Mexicana de Productores de Teatro era de entre 270 millones de pesos a 418 mil 500 millones de pesos, hasta el 20 de septiembre.

“Sabíamos que venía el cierre pero queríamos tener lista la obra ‘Ghost, la sombra del amor’, ésa fue la apuesta, pero no creímos que fuera tan rápido. He hecho teatro durante 46 años, nunca me había detenido ningún día, de repente estar en esta situación es muy frustrante, es parar una maquinaria que se va a oxidar, ésa es mi preocupación, que pase tanto tiempo que sea difícil echarla a andar y se derrumbe. Es un desastre económicamente”, lamentó el productor Morris Gilbert, en entrevista con La Razón.

“Ghost, la sombra del amor", una superproducción que se estrenó el pasado 16 de diciembre en el Teatro San Rafael, contaba con un equipo conformado por 120 integrantes, entre actores, músicos, técnicos y administrativos; mientras que con “Pequeñas grandes historias”, 30 personas tuvieron que parar.

“TEATROS DEBEN SER ACTIVIDAD ESENCIAL”

Morris Gilbert considera que los teatros deben ser considerados una actividad esencial, pues además de generar empleos, benefician a las personas que padecen los estragos del encierro por la pandemia.

“Desgraciadamente creo que hay mucha ignorancia entorno a lo que es la cultura y lo que es el teatro, la mayoría de los funcionarios no ha ido al teatro en su vida; entonces, es muy difícil convencerlos de que el teatro es una actividad esencial porque no lo tienen como parte de su vida”, señaló.

Respecto a las pérdidas que ha tenido, por parar la presentación de montajes, expresó que prefería no hacer cuentas “porque la depresión es de tal tamaño que me tiro del balcón de mi casa, sólo sé que son devastadorasestamos en medio de una hecatombe económica, pero hasta ahora hemos tratado de mantener la actitud optimista a pesar de todo”.

Para espacios como La Capilla, que dirige Boris Schoemann, el prolongado cierre del teatro ha significado 70 por ciento menos ingresos, sólo contando las entradas en taquilla. Ahora sobrevive con los apoyos del programa México en Escena.

Hemos apostado por el streaming, pero no se igualan los ingresos ni de chiste, seguimos gastando y gastando. Tenemos la suerte de contar con el apoyo de México en Escena, que es fundamental de muchos espacios independientes de todo el país, nos ha permitido sobrevivir, no correr a nadie del equipo de técnicos, de limpieza, es lo único que nos ha garantizado no cerrar el teatro, porque si no de otra manera sería incosteable”, compartió Schoemann a este diario.

Si lo pensase con la cabeza ya hubiera cerrado para nunca más abrir, digamos que estamos en un balance entre el corazón y la razón para saber si queremos o no continuar”

Óscar Carnicero
La Teatrería

“SEGUNDO CIERRE, UNA SENTENCIA DE MUERTE”

Por su parte, La Teatrería, a cargo de Óscar Carnicero, calcula pérdidas por seis millones de pesos y estima que para el segundo semestre de este año podrá reabrir.

Para los espacios independientes es prácticamente una sentencia de muerte, esta nueva situación se vuelve insostenible en cualquier tamaño de teatro, las cuentas se siguen acumulando, las nóminas, el seguro social, no se detienen con la varita mágica del semáforo rojo, siguen avanzando. Es muy cómodo decir ‘quédate en casa’, pero hay que seguir pagando rentas, servicios e impuestos. No hay ningún apoyo del gobierno para ninguno de los sectores”, expresó Óscar Carnicero.

La Teatrería tuvo que reducir su equipo a la mitad y con los ahorros con los que contaba ha podido sobrevivir. “Si lo pensase con la cabeza ya hubiera cerrado para nunca más abrir, digamos que estamos en un balance entre el corazón y la razón para saber si queremos o no continuar”, dijo.

MÁS DE 2 MIL TRABAJADORES SIN TRABAJO EN FORO SHAKESPEARE

Al año, el Foro Shakespeare generaba por dos mil 100 empleos eventuales, los cuales no ha sido posible sostener por el cierre de actividades, derivado de la crisis sanitaria; por ello la alternativa para sobrevivir este 2021 y ante la negativa de las Secretarías de Cultura Federal y de la Ciudad de México de implementar un plan de rescate para evitar que cierren los teatros independientes, este espacio se ha planteado seguir apostando al streaming, aunque las ganancias sean raquíticas.

En el teatro vivimos al día, de entrada, en México no es un negocio. Aunque hemos apostado al streaming son ganancias raquíticas, pero que son un salvavidas”

Morris Gilbert
Productor

Logramos rescatar el Foro Shakespeare gracias a un grupo de inversionistas que entró, pero ahora no hemos podido responder al compromiso con ellos, cuando cerramos la negociación, a las tres semanas tuvimos que bajar el telón del teatro, nos encontramos en un déficit muy importante, de millones de pesos”, dijo a este diario Itari Marta, quien junto con Bruno Bichir, encabezan este recinto.

En el segundo cierre de los teatros, Foro Shakespeare presentaba “Cuando calienta el sol”, de manera presencial y vía streaming. Además de otras producciones.

Nunca nos separamos de ese esfuerzo que hemos estado haciendo en plataformas digitales, con obras en zoom, en streaming, OnDemand. Ha sido variada la respuesta, estamos aprendiendo una nueva forma de ver teatro, de no competir con la televisión, tener elementos que nos distingan.

Para nosotros el streaming no está siendo sustentable, en muchos casos gastamos más de lo que recibimos, económicamente hablando, porque hay otras ganancias”

Itari Marta
Foro Shakespeare

Hay proyectos que tienen 700 espectadores y otros 10, 12, en promedio son 100, pero es muy variable, todavía para nosotros no está siendo sustentable, en muchos casos gastamos más de lo que recibimos, económicamente hablando, porque hay otras ganancias, el aprendizaje, el cariño de los espectadores”, detalló.

UN TEATRO, SIN APOYOS Y CERRADO, EN ESTADO CRÍTICO

En este segundo cierre, Un Teatro, ubicado en la colonia Hipódromo Condesa, tuvo que prescindir de los últimos tres empleados que permanecían, pues ya es insostenible la situación económica que enfrenta este espacio independiente.

“Este nuevo cierre implica una espera absolutamente difícil, los teatros que no tenemos apoyos va a ser muy complicado llevar a cabo una programación y veremos si podremos resolver los gastos.

Las autoridades no han cumplido con lo que prometieron: iban hacer una campaña de difusión, no fue así; habría compra de entradas, el llamado Banco de boletos, tampoco”

Jessica Sandoval
Un Teatro

" Fue un golpe no poder presentar ‘Marie y su cascanueces’, sabíamos que no iba a generar mucho dinero a nuestras funciones, pero al menos nos mantenía activos y con entradas para comer, solventar algunas cosas, fue un cierre abrupto. También bajó la cortina el restaurante, nos dejó en ceros, de por sí ya veníamos arrastrando un año muy difícil, está más complicado que la primera vez”, lamentó Jessica Sandoval, directora de Un Teatro, en entrevista con La Razón.

La también coreógrafa y bailarina, señaló que a 10 meses del cierre de actividades y un corto periodo de reapertura ya no cuenta con dinero para producir más montajes. Un teatro ha dejado de percibir ingresos por 300 mil pesos mensuales, sin contar producciones externas, compra de funciones, giras, talleres y clases. Ofrecía obras de martes a domingo y generaba al mes, por lo menos 250 empleos.

.Gráfico: La Razón de México

Las autoridades no han cumplido con lo que prometieron el año pasado, dijeron que iban hacer una campaña de difusión para que la gente regresara a los espacios, no fue así, que habría compra de entradas que iban a repartir a la gente, el llamado Banco de boletos, tampoco; recortaron el presupuesto al sector cultural”, indicó.

Ante ese panorama, Sandoval expresó que necesita recuperarse anímicamente para “buscar un plan para rescatar mi teatro, que no tiene otra opción más que abrir,  no tengo ingresos, es mi carrera como coreógrafa, intérprete, directora, también de todos los involucrados. Hago un llamado urgente a la sensibilidad para hacer que los artistas perduren en el país”.

.Gráfico: La Razón de México