El caso se extiende hasta la capital 

Investigan si bebé hallado sin vida en penal de Puebla fue robado de la CDMX

Después de no encontrar alguna denuncia por desaparición o secuestro, la FGJ-CDMX extendió la investigación hasta la Ciudad de México  y determinó que el menor pudo haber sido extraído de un anfiteatro de la misma

Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) en San Miguel, Puebla.
Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) en San Miguel, Puebla.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

El cuerpo del infante hallado sin vida dentro de las instalaciones del Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) en San Miguel, Puebla, pudo haber sido extraído de un anfiteatro de la Ciudad de México, pues no existe denuncia alguna sobre un hecho similar en aquél estado. 

Así lo informó la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) tras realizar un rastreo interinstitucional para ubicar alguna denuncia sobre la "desaparición o sustracción del cuerpo de alguna persona menor de edad", y aseguraron que la búsqueda se amplió hasta la capital para determinar si el cuerpo del menor fue sustraído de algún anfiteatro.  

A través de su cuenta de Twitter, la activista y fundadora de la organización Reinserta, Saskia Niño de Rivera, exigió a las autoridades esclarecer los hechos, pues ante las diversas irregularidades del caso se pregunta si el cadáver del menor, que presentaba un herida en el abdomen, fue usado para introducir droga al penal.   

"Ya sabemos que se robaron al bebé encontrado en el penal de Puebla de la CDMX . Es importante que Ernestina Godoy informe cómo se pudieron haber robado un bebé de un hospital o morgue para que acabara en un basurero de Puebla", escribió. 

La CNDH se retracta

Ayer, 19 de enero, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) publicó un comunicado, en seguimiento a este caso, en el que que aclaró que "no ha ejercido la facultad de atracción del caso ni realiza investigación alguna al respecto", pues "es respetuosa de las facultades y atribuciones de los organismos estatales de derechos humanos". 

Dichas declaraciones sucedieron después de que la Comisión de Derechos Humanos de Puebla exhortó a la Comisión Nacional a que se inhibiera y abstuviera de conocer los hechos sobre el caso del bebé de tres meses de edad, hallado sin vida en un bote de basura por un interno del penal, además de no ejercer su facultad de atraer el caso.

Al principio, la CNDH atrajo el caso para su análisis e investigación, e incluso pidió medidas cautelares inmediatas al subsecretario de Centros Penitenciarios del estado de Puebla y a la Unidad Especializada de la Fiscalía General de la entidad con el fin de esclarecer los hechos, aunque al final se retractó

Al respecto, más de 20 organizaciones de la sociedad civil firmaron una petición para que la CNDH no desista en las investigaciones, y solicitaron a la presidenta de la Comisión Nacional, Rosario Piedra Ibarra, reconsiderar las acciones de la institución.

CEHR