Cuestiona otras designaciones diplomáticas

Nombramiento como embajador en Cuba, "en el limbo", denuncia Muñoz Ledo

Porfirio Muñoz Ledo explicó que su nombramiento como embajador de México en Cuba no ha sido aprobado por la Cancillería; destacó que otras postulaciones, cuestionadas, ya fueron avaladas

Porfirio Muñoz Ledo explicó que originalmente él había solicitado la Embajada de México en El Vaticano, donde tiene muchos contactos, pero fue el propio Gobierno federal el que le pidió que utilizara su experiencia como diplomático en Cuba
Porfirio Muñoz Ledo explicó que originalmente él había solicitado la Embajada de México en El Vaticano, donde tiene muchos contactos, pero fue el propio Gobierno federal el que le pidió que utilizara su experiencia como diplomático en CubaFoto: Especial
Por:
  • Magali Juárez

El expresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aclaró que su nombramiento como embajador de Cuba está "en el limbo" desde octubre, porque no lo ha resuelto la Cancillería.

En entrevista con La Razón, explicó que la posición se la ofreció el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, en nombre del Presidente Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, cuestionó quién manda en el Gobierno federal, porque desde entonces no han definido su posición.

Aseveró que hay mucha incertidumbre, vacilaciones, imprecisiones, contradicciones y en la política exterior incluso ya se padece "el futurismo" de 2024.

Explicó que originalmente él había solicitado la Embajada de México en El Vaticano, donde tiene muchos contactos, pero fue el propio Gobierno federal el que le pidió que utilizara su experiencia como diplomático en Cuba.

"No fue la Cancillería, fue el secretario de Gobernación y yo acepté gustoso por razones personales, estratégicas, históricas, pero nunca se ha confirmado. Qué se me ha dicho, que tiene que aprobarlo el secretario de Relaciones Exteriores, yo no sé entonces quién tiene el mando último en política exterior, ahora, a mí no se me ha dicho de Presidencia que no, entonces estoy ahí en el limbo, yo he cumplido con mis requisitos, pero si no se me ha confirmado, no ha sido mi culpa. Yo necesito una definición, ya no tengo muchos años por delante".

Porfirio Muñoz Ledo

Muñoz Ledo dijo que comenzó a prepararse para su nueva encomienda, por lo que incluso ha estado en contacto con los empresarios y con diferentes dependencias para preparar un plan de trabajo: "me he armado hasta los dientes, como para ir a la guerra".

Reiteró que, no obstante, su nombramiento sigue pendiente, porque la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no se ha decidido y comentó que aunque le ha dejado mensajes al canciller Marcelo Ebrard, no ha recibido una respuesta concreta.

Porfirio Muñoz Ledo insistió en que a él no le han dicho que su nombramiento ya se canceló, pero la Cancillería tampoco lo ha respaldado, mientras que sí han sido avaladas otras postulaciones más cuestionadas que se han hecho recientemente de embajadores y cónsules, aunque evitó mencionar nombres como el de Pedro Salmerón y los exgobernadores priistas Claudia Pavlovich y Carlos Miguel Aysa.

"No lo he visto (a Marcelo Ebrard), le he dejado algunos recados. Ahora, me preocupa que le echen la culpa a Marcelo, entonces yo no sé, Marcelo ha dado cabida y ha promovido sin crítica algunos nombramientos de gentes allegadas al Palacio Nacional que no son de lo más aceptable. Yo creo que Marcelo debía de tomar una posición también. Los nombramientos son magníficos, pero los que son de carrera, los otros son discutibles, no siento que sean adecuados a nivel de la acreditación. El mío era una manera de indicar que el Ejecutivo estaba pensando en restablecer nombramientos de alto nivel".

Porfirio Muñoz Ledo

El expresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados enfatizó que comprende que esta situación no es algo personal en su contra, pero puntualizó que él no va a ser parte de un juego de fuerza entre la Presidencia y la SRE.

"Constitucionalmente la jefatura de la política exterior es el Presidente y si hay ahí juegos de fuerzas entre Presidencia y la Cancillería, ese no es mi problema. Sí debo decir que he recibido mensajes de la Presidencia, pero no de la Cancillería, yo no voy a ser objeto de divisiones internas en el Gobierno".

Porfirio Muñoz Ledo

KEFS