En CDMX, EdoMéx y Puebla 

Urge Concamin a coordinar políticas antiCOVID con la operación de restaurantes

La Concamin recordó que Morelos se lograron acuerdos que han permitido la operación regulada de la industria restaurantera pese al semáforo rojo

Restaurantes
Empresarios restauranteros piden poder abrir sus negocios.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Ana Martínez

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) hizo un llamado a las autoridades de los estados de México, Puebla y Ciudad de México para que permitan a los empresarios restauranteros operar sus negocios en concordancia con sus políticas sanitarias.

A través de un comunicado, el organismo empresarial sostuvo que, después de un prolongado periodo de cierre de operaciones de la industria restaurantera del país, por la pandemia de Covid-19, miles de empresas del ramo restaurantero han sufrido severos impactos en su operación y economía.

Recordó que las autoridades estatales han establecido politicas diferenciadas en sus respectivas entidades, de manera que la industria restaurantera ha podido funcionar con menor alteración en los estados con semáforo verde, amarillo o naranja.

Incluso, aquellos con semáforo en rojo, como es el caso de Morelos en donde se lograron acuerdos que han permitido que las acciones sanitarias del gobierno no se vean afectadas por la operación regulada de esta industria.

“Las autoridades de esas entidades (Puebla, Estado de México y Ciudad de México) sabrán encontrar fórmulas que permitan a los empresarios restauranteros operar sus negocios en concordancia con sus políticas sanitarias", sostuvo Francisco Cervantes, presidente de Concamin.

Abundó en que no se puede dejar que esta industria, que genera gran cantidad de empleos formales y es fuente segura de importantes contribuciones fiscales, desfallezca. 

Resaltó que su asociada, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) ha venido colaborando en mesas de coordinación, lo que, dentro de las circunstancias, ha permitido los mejores acuerdos para las partes.

Por último, resaltó que los restaurantes han sostenido el pago de sus nóminas, obligaciones laborales y fiscales además del pago de rentas y a bancos, la situación para la mayoría de ellas se vuelve insostenible, por lo que no pueden mantenerse sin tener al menos una fecha cierta y segura para su reapertura.