• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Guzmán en el partido contra Cruz Azul en el Apertura 2018. Foto: Mexsport
Guzmán en el partido contra Cruz Azul en el Apertura 2018. Foto: Mexsport

Tras lo ocurrido con el técnico del Cruz Azul, Pedro Caixnha, en el Estadio Azteca, el portero argentino Nahuel Guzmán tomó el micrófono para aclarar que lo llamó bobo e irrespetuoso por las repetidas ocasiones en las que afirmó que Tigres era un equipo chico.

“Lo dijo hace tres, cuatro meses y lo repitió antes de este partido. Lo que aclaré cuando terminó el partido fue que me pareció un buen estratega, pero no era necesario que vendiera tanto humo. Desde ese lado manifesté la falta de respeto”, puntualizó el cancerbero en conferencia de prensa.

Ante ello, El Patón mencionó que desde hace tiempo a él le toca asumir el rol de villano, pero que también quiso hacerla de ‘justiciero’ para darle una voz a la gente anónima dentro del club y de los que siguen escribiendo la historia en el combinado de los universitarios.

“La gente entiende la historia de la forma en la que se la cuentan y desafortunadamente desde hace casi dos años me toca ser el malo de la película. No me cansa ni me aburre porque es un papel que tengo asumido, si el malo de la película está de este lado, hay que contar la película completa y hacerse cargo”.

Además, el arquero consideró que los comentarios han sido exagerados y minimizó sus actos al remarcar que al timonel celeste le gusta exponer a la gente y que no es la primera vez que se pelea con alguien.

“La manera en que se maneja, queriendo exponer, no es la primera vez que tiene un entredicho con alguien. Es parte del juego y no creo que sea para tanto”, comentó.

am