• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Más de mil altavoces de la capital del país se revisaron en semana y media. Foto: Cuartoscuro

Más de 750 altavoces que fallaron tras el sismo de hace unas semanas deberán ser cambiados en su totalidad, informó el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5).

De acuerdo con un comunicado, se revisaron mil 481 de los amplificadores luego de que varios no emitieran la alerta sísmica de forma adecuada; sin embargo, detalló que 757 deberán ser removidos porque su funcionamiento ya es obsoleto tras nueve años de servicio.

El dato:

  • A partir de hoy arrancan las pruebas de sonido, piden a la población no alarmarse pues no se emitirá el sonido característico de la alerta sísmica.
  • 10 Meses después del sismo de septiembre se registró la falla

“Tras realizar una exhaustiva revisión de los mil 481 altavoces de la capital del país que no emitieron la alerta sísmica el pasado 19 de julio, 757 de ellos no funcionaron por obsolescencia y deberán ser cambiados en su totalidad, ya que tienen más de nueve años en funcionamiento”, indicó el C5.

Al respecto, informó que durante este lunes continuarán las labores de revisión a los altavoces, por lo que anunció que iniciarán pruebas de sonido a las 12:00 horas sin la necesidad de que reproducir alerta sísmica, para no causar pánico.

Asimismo, adelantó que el primer lunes de cada mes se verificará el funcionamiento del sistema.

“Las pruebas sonoras se harán el primer lunes de cada mes, a partir de las 12:00 horas y podrán ser identificadas porque los altavoces indicarán que se trata de una prueba de audio”, expuso.

El ensayo sólo reproducirá un sonido más agudo que la alerta sísmica y repetirá la frase “prueba de audio”.

De igual forma, el C5 exhortó a la ciudadana a que si registra fallas en los sistemas de altavoces los reporten a través de sus líneas telefónicas y sus redes sociales incluyendo a Locatel, para identificar si hay otros megáfonos que no están brindando el servicio.

El mantenimiento reallizado a los sistemas fue más rápido que lo que pretendía el director del C5, Idris Rodríguez, quien afirmó que la reparación demoraría varios meses por falta de presupuesto.

Compartir