• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Lo hallaron con droga en calles de la colonia Del Valle, se identificó con un pasaporte y una credencial de elector, y dijo que era un estudiante originario de Jalisco. La realidad es que aquel hombre es colombiano, se dedica a clonar tarjetas bancarias y obtuvo una serie de documentos falsos para ocultar su identidad y poder delinquir en la Ciudad de México.

De acuerdo con reportes de las autoridades, la detención de Michael Estivenson “V”, les permitió descubrir que otro colombiano ofrece a sus connacionales documentación falsa para que pasen desapercibidos en nuestro país.

A Michael le consiguió un acta de nacimiento a nombre de Rodrigo Álamos Medina; con el nombre de sus supuestos padres; también le dio una licencia para conducir, una credencial de elector con su fotografía, incluso un pasaporte.

La Razón obtuvo imágenes de los documentos apócrifos incautados por la Policía capitalina al detener a este sujeto en calles de la colonia Del Valle.

Los papeles lo “acreditaban” como un hombre de 23 años de edad, originario del municipio de Zapopan, Jalisco, y residente en el Estado de México, así consta en su “credencial de elector”, con dirección en calle Andrés Quintana Roo, en Tultitlán.

Aunque tenían diferentes imágenes, todos los falsos documentos contaban con la fotografía, huella y firma del joven, quien en realidad nació en Bogotá.

El hombre que le dio su nueva identidad, confesó el detenido, forma parte de un grupo de colombianos que recluta a sus compatriotas y los ayudan a permanecer en la Ciudad de México a cambio de que trabajen para ellos.

De acuerdo con el reporte de su captura, pasaban de las 18:25 horas cuando los agentes de la Unidad de Protección Ciudadana del Valle encontraron a este hombre junto con otro en las calles Jesús Urquiaga y Pedro Romero de Terreros, de la colonia Del Valle Norte, delegación Benito Juárez.

Los uniformados hallaron a Michael Estivenson “V” y a Juan Pablo “L”, fumando mariguana y con una bolsa de plástico llena de la misma yerba.

Cuando los interrogaron, ambos se identificaron como estudiantes, sin embargo, el acento de quien mostró la credencial, a nombre de Rodrigo Álamos Medina, lo delató.

Al ser cuestionado, dijo que era originario de Jalisco y que así hablaban en aquel estado; sin embargo, al final terminó por reconocer que era colombiano.

Las indagatorias de las autoridades revelaron que el hombre era un “desplazador” y además se dedicaba a clonar tarjetas bancarias. Buscaba en cajeros automáticos a sus víctimas, a quienes les ofrecía ayuda para retirar efectivo, pero en realidad les robaba sus plásticos.

Los dos hombres fueron detenidos y junto con la droga y sus falsos documentos fueron presentados ante el Ministerio Público de la Procuraduría General de la República (PGR) para que sea éste quien determine su situación jurídica.

Cada mes detienen a 3 de ellos en CDMX

Los han detenido robando casas, clonando tarjetas, asaltando cuentahabientes, distribuyendo drogas… En los últimos meses, la Policía de la Ciudad de México ha atrapado a cuando menos 43 personas originarias de Colombia, quienes llegaron a la capital del país como turistas y se quedaron para dedicarse a delinquir.

Ayer, el secretario de Seguridad Pública (SSP) local, Hiram Almeida, reveló que estas personas se han especializado en sus métodos, y destacó que el análisis y el trabajo de inteligencia de las autoridades ha permitido combatir y actuar para desintegrar a estas bandas de extranjeros.

El seguimiento de la SSP han permitido que, en promedio, cada mes sean detenidos tres colombianos en la comisión de algún delito.

Las estadísticas establecen que el año pasado fueron 25 los sujetos oriundos del país sudamericano aprehendidos en la Ciudad de México. Este año ya suman 19 hombres y mujeres, de esta nacionalidad, arrestados.

Con información de Carlos Jiménez

Compartir