• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
TLCAN
(Foto: Especial)

La cláusula sunset o de extinción propuesta por Estados Unidos, para renegociar cada cinco años el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no generaría  incertidumbre financiera, ya que lo que se establece es revisar el acuerdo cada lustro y no terminarlo, aseguró Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El funcionario federal explicó que lo que da incertidumbre es que exista la posibilidad de que se termine el acuerdo, mas no que se revise como lo planteó  el país vecino; por lo que México está de acuerdo en que se lleve a cabo un ejercicio de evaluación.

“Lo que da incertidumbre es poner terminación al acuerdo, eso es lo que da incertidumbre, todo el mundo sabía que este tratado tenía posibilidad de salida y no hubo incertidumbre”, aseguró.

  • El Dato: México hará una propuesta inversa a la de Trump, que cada 5 años el tratado se reactive, no que se busque terminarlo.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade Kuribreña, aseguró que el realizar cortes periódicos para  revisar cómo va evolucionando el Tratado, es positivo; sin embargo, es necesario que ambos países hagan un balance y entiendan bien el alcance de la cláusula.

Cabe destacar que lo que propondrá el gobierno mexicano es que la oferta estadounidense no sea tan radical, pues según el secretario de Economía, actualmente el secretariado del TLCAN tiene la responsabilidad de hacer evaluaciones periódicas, las cuales no se han hecho en forma sistémica.

Gráfico: Staff La Razón

“No vamos a comprometernos a que este Tratado se acabe a los cinco años, a menos de que decidamos reactivarlo… Nosotros vamos a llevar una propuesta a la inversa, a que hagamos un compromiso de que cada cinco años evaluemos qué ha ido pasando con una agenda de análisis, de qué efectos ha tenido nuestro acuerdo y en función de los resultados cada país decidirá qué quiere hacer en adelante”, aseguró al término de un evento organizado por la SHCP.

Respecto las consecuencias que traería a México una posible salida del acuerdo por parte de Estados Unidos, Guajardo explicó que se podría esperar un impacto de corto plazo; no obstante, la capacidad de ajuste dará la resistencia frente a los impactos de cualquier cambio.

Este día comienzan las negociaciones del quinto round; y si bien ya existen temas que preocupan a cada uno de los equipos, el tema de telecomunicaciones podría comenzar a ser ríspido entre México y Estados Unidos.

Guajardo Villarreal comentó en días pasados que  la terminación de la tarifa de interconexión o tarifa “cero”, contamina de cierta manera las negociaciones, debido a que AT&T pidió al gobierno estadounidense reflejar su interés en las mesas de trabajo.

“AT&T, que es norteamericana, pidió a su gobierno que reflejara su interés en la negociación. Entonces querían meter un anexo como si estuviera hecho a solicitud de parte, eso no es aceptable; tú no puedes hacer un acuerdo de negociaciones internacionales, dándole un corte sastre o una hechura perfecta a una empresa específica”, indicó.

CONFÍAN EN BUEN TÉRMINO. Hace un par de días el secretario de Energía de la Unión Americana, Rick Perry, mostró optimismo de que la renegociación del tratado comercial entre los tres países que lo conforman sea exitosa, y lo calificó como un proceso “saludable”.

En la reunión trilateral de ministros de Energía de América del Norte, Rick Perry calificó de “exagerados” los comentarios de que Estados Unidos, Canadá y México no podrían acordar los términos para una exitosa renegociación del acuerdo comercial.

Canadá y EU usarán de ring la 5a ronda

La mesa de diálogo de la quinta ronda del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podría parecer más un ring para Canadá y Estados Unidos, toda vez que su relación comercial y política pasa por una de sus peores crisis.

Cabe recordar que EU anunció que impondría 300 por ciento de aranceles a las importaciones de aviones CSeries de Bombardier, el gigante aeroespacial canadiense.

Este movimiento fue motivado por acusaciones de comercio desleal de la aerolínea estadunidense Boeing, que destacó que Bombardier puede tener precios competitivos por tener el apoyo gubernamental, lo que Ottawa ha negado.

A principios de este mes, el gobierno de Donald Trump anunció que impondrá un arancel de 20.83 por ciento a la importación de madera canadiense para construcción, como una forma compensatoria al considerar que esta industria está subsidiada. La respuesta de Ottawa fue contundente: “nos iremos a litigio”.

Compartir