• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Emilio Aguilar, estudiante de Prepa 6, al abandonar Centro Médico, ayer. Foto: Especial
Emilio Aguilar, estudiante de Prepa 6, al abandonar Centro Médico, ayer. Foto: Especial

Emilio Aguilar Sánchez, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien sufrió una herida potencialmente mortal a causa de los ataques con armas punzocortantes de porros, el pasado 3 de septiembre, ya fue dado de alta.

Desde el martes de la semana pasada, el estudiante de 19 años se encontraba en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del IMSS, luego de haber sido atendido en el Hospital General de Zona número 8, a donde llegó inmediatamente después del ataque.

Aguilar Sánchez, estudiante de la Preparatoria 6 de la UNAM, fue atendido por una puñalada en el glúteo izquierdo que le dañó la arteria hipogástrica, por lo que se le realizaron diversas cirugías para salvarle la vida y restablecer su funcionalidad.

Debido a la gravedad de la lesión, que puso en riesgo la movilidad de su pierna izquierda, el estudiante universitario requirió la transfusión de nueve litros de sangre, previo al empaquetamiento de la herida.

Tras 10 días de internamiento, este jueves los médicos especialistas que lo atendieron tomaron la decisión de darle el alta médica por la evolución clínica adecuada y se le continuará dando seguimiento a su caso, con cita abierta ante el surgimiento de temperatura, dolor o riesgo de infección.

Hace tres días, Joel Meza García, también alumno de la UNAM, quien se encontraba internado, fue dado de alta al mostrar una recuperación favorable, con lo que el Seguro Social concluye la atención médica brindada a los estudiantes que resultaron lesionados por los ataques del pasado 3 de septiembre.