Enrique Peña (izq.), Julia Carabias (centro) y Ernesto Cordero (der.), ayer. Foto: Especial

La bióloga Julia Carabias, galardonada con la medalla Belisario Domínguez, solicitó al Senado de la República abrir un debate profundo e incluyente en torno a la Ley de Seguridad Interior e indicó que se debe reconocer la labor de las Fuerzas Armadas, impulsando alternativas en la procuración civil de la justicia para fortalecer la democracia.

En su discurso, ante el Presidente Enrique Peña; el presidente del Senado, Ernesto Cordero; gobernadores y funcionarios del gabinete, la galardonada indicó que la legislación de dicha ley debe hacerse en consonancia con la Constitución y el Estado de Derecho.

Carabias enfatizó que las políticas públicas no pueden continuar fragmentadas, “deben atender los problemas nacionales con una visión integral, territorial e interdisciplinaria”, además, refirió que las instituciones y los tres órdenes de gobierno requieren mecanismos de coordinación, con trasparencia y rendición de cuentas.

En sesión solemne en la Antigua Casona de Xicoténcatl, la exsecretaria y ambientalista se convirtió en la séptima mujer en recibir la distinción del Estado mexicano, previamente fue otorgado en 1996 a la primer gobernadora, Griselda Álvarez Ponce de León.

  • El Dato: El pasado 30 de noviembre el Senado de la República aprobó otorgar su máximo reconocimiento a la científica ambientalista Carabias Lillo.

Tras agradecer la entrega de la medalla, indicó que al inició de su labor académica y científica, no existía aún el concepto de desarrollo sustentable y la investigación sobre medio ambiente era despreciada por la academia, por ello advirtió  que “a pesar de los avances indiscutibles, estamos perdiendo la batalla”.

Los asuntos ambientales deben contar con una política de Estado y “tenemos la oportunidad de reforzar estos temas en la Ley General de Biodiversidad, que se encuentra pendiente de dictamen en este Senado”, agregó.

En el evento estuvieron presentes los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; de Hacienda, José Antonio González Anaya, y del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano; el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera; el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco; el rector de la UNAM, Enrique Graue, entre otros invitados.

Tras la entrega de la presea, se develó la inscripción del nombre de Julia Carabias Lillo en el Muro de Honor; posteriormente se montaron tres Guardias de Honor ante la estatua de Belisario Dominguez.

La galardonada se dirigió a Enrique Peña, quien asistió como testigo de honor, y expresó: “Presidente, hace un año, y un día, usted visitó la Selva Lacandona en Chiapas.

“Se refrendó la importancia de conservar las áreas naturales protegidas y de no permitir invasiones, y se comprometió un programa de inversión para proyectos sustentables con base en programas de desarrollo comunitario. El secretario de Medio Ambiente, en coordinación con otros secretarios de su gabinete, han ido cumpliendo este compromiso (…)”.