• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El gobernador entregó tarjetas, ayer, en Zumpango. Foto: Especial
El gobernador entregó tarjetas, ayer, en Zumpango. Foto: Especial

El gobierno del Estado de México informó que ayer inició la segunda etapa del programa Familias fuertes: Salario Rosa, con cursos en los que distintas instituciones capacitarán a más de 30 mil mujeres en en diversas actividades productivas.

En el Instituto de Capacitación y Adiestramiento para el Trabajo Industrial (ICATI) se formarán a más de 25 mil mujeres durante dos meses; mientras que el Instituto de Investigación y Capacitación Agropecuaria, Acuícola y Forestal del Estado de México (Icamex) impartirá 58 cursos a mil 400 personas en temas como huertos de autoconsumo y preparación de alimentos.

Además, el Conalep dará 184 cursos a cuatro mil 600 mujeres en materias como computación o enfermería, y el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA) incluirá en primaria y secundaria a más de mil beneficiarias.

En ese contexto, el gobernador Alfredo del Mazo Maza afirmó que este apoyo se entrega a las amas de casa,  pues ellas hacen rendir cada peso para sacar adelante a sus familias, además de que son el pilar de cada hogar.

Al entregar tres mil tarjetas a igual número de beneficiarias en Zumpango, el mandatario puntualizó que el Salario Rosa es una forma de reconocer la labor que las amas de casa realizan para sacar adelante a sus familias, por lo que reciben dos mil 400 pesos bimestrales, así como alternativas para seguir estudiando, capacitarse en algún oficio o emprender un proyecto productivo o negocio.

“El Salario Rosa ayudará a las amas de casa que quieran seguir estudiando la secundaria, la preparatoria. Quienes quieran aprender algún oficio, quienes quieran echar a andar algún negocio, les vamos a dar capacitación de artes y oficios para que ustedes puedan tener ingreso adicional para sus casas”, señaló.

El mandatario mexiquense también invitó a las beneficiarias de este programa a que aprovechen el recurso para mejorar su hogar, invertirlo en su salud, en sus hijos o en lo que crean más conveniente.

Compartir