Están pasando las perreras cada 15 minutos, dice

Denuncia ONG intimidación y amenazas en Chiapas por amparos a migrantes

Pueblo sin Fronteras acusa al INM de "amedrentar" a los migrantes con operativos para evitar que éstos saquen amparos; exhorta a la CNDH y CIDH a vigilar y proteger a los defensores

Migrantes
Pueblo sin Fronteras convocó a una marcha pacífica del Parque Bicentenario, en Tapachula, hasta el juzgado federal para entregar amparos.Foto: AP
Por:
  • Jorge Butrón

El director de la organización civil Pueblo sin Fronteras, Irineo Mujica, denunció que el Instituto Nacional de Migración (INM) hostiga e intimida a su personal, luego de la interposición de amparos a favor de la comunidad migrante.

Mujica señaló que los agentes del INM estacionaron camionetas frente a las oficinas donde se realizan las acciones legales como forma de amedrentamiento, además de que hacen operativos en el perímetro del lugar que se ubica en Tapachula, Chiapas, para evitar que más migrantes apuesten por la opción del amparo.

“Están pasando las perreras cada 15 minutos fuera de nuestra oficina. Pido a la CNDH y a las ONG paren el hostigamiento de nuestro personal y de respetar nuestro trabajo pues el derecho de los migrantes a los amparos está en nuestra leyes y leyes internacionales. 

"El Instituto Nacional de Migración cobardemente está haciendo operativos alrededor de nuestra oficina para prevenir que los migrantes saquen su amparo”, explicó.

El activista comentó a este diario que los elementos del INM vigilan en todo momento, incluso cuando salen a comer a algún sitio, porque buscan intimidar a los migrantes para que no utilicen el recurso legal.

“Hoy el Instituto Nacional de Migración estacionó uno de autobuses afuera de nuestra oficina donde procesamos los documentos para atemorizar a los migrantes. Esta acción de su parte es cobarde; salimos a comer fuera de lugar y nos dimos cuenta que estaba ahí, es un acoso constante”, aseveró.

Irineo Mujica hizo un exhorto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a vigilar y proteger a los defensores que ayudan a los migrantes, por los actos intimidatorios que han tenido en los últimos días.

Pueblo sin Fronteras convocó a una marcha pacífica del Parque Bicentenario, en Tapachula, hasta el juzgado federal para entregar amparos, y evitar cualquier amenaza en su contra.

EGC