• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fuerzas paramilitares que apoyan al gobierno de Ortega presumen el uso de armas largas, en Twitter. Foto: Especial
Fuerzas paramilitares que apoyan al gobierno de Ortega presumen el uso de armas largas, en Twitter. Foto: Especial

La rebeldía en contra de la opresión recorre las venas de la ciudad de Masaya. En 1978 este pueblo se levantó en contra de la dictadura de Somoza. Cuatro décadas después, la sangre vuelve a recorrer sus calles. Ayer el gobierno de Daniel Ortega lanzó la máxima incursión en contra de los civiles, que desde hace tres meses salen a las calles para exigir un cambio de gobierno, “uno más democrático”, según afirman.

“¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga la masacre! ¡A la gente de Monimbó les ruego, salven sus vidas!”, advertía desde primeras horas de la mañana Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua.

¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote. ¡Que Daniel Ortega detenga la masacre!”

Silvio José Báez

Obispo auxiliar de Managua

La “operación limpieza” del régimen nicaragüense había llegado a las calles de Monimbó: entre mil 500 y dos mil personas armadas, entre Ejército, policía y paramilitares a las órdenes de Ortega, bloquearon los accesos a la ciudad, situada a 35 kilómetros de Managua, para iniciar el asedio a uno de los lugares que hasta ahora se han mostrado impasibles ante las fuerzas leales al presidente. Y mató a al menos dos personas.

La intención del gobierno es clara: acabar con cualquier foco de disidencia. Así lo manifestó ayer el jefe de la policía de Masaya, ramón Avellán, en una conferencia de prensa: “Las órdenes de nuestro presidente, nuestra vicepresidenta de ir limpiando estos tranques a nivel nacional y esa petición de la población… vamos a cumplirla, al costo que sea”.

Tienen armas que sólo están al alcance del Ejército —M16, RPK, PKM—, advertían los manifestantes en redes sociales. “Atacan por Magdalena, por la carretera a Los pueblos, por el Centro. Están divididos, y no sé qué será de nosotros”, dice un poblador a Maynor Salazar, periodista nicaragüense.

Manifestantes construyen barricadas para bloquear el paso de las fuerzas de seguridad. ayer, en Masaya. Foto: Especial
Manifestantes construyen barricadas para bloquear el paso de las fuerzas de seguridad. ayer, en Masaya. Foto: Especial

Las fuerzas oficialistas, que tachan a la oposición de delincuentes que pretenden llevar a cabo un golpe de Estado, quieren reprimir las protestas en Mayasa antes del jueves, cuando se cumplirán tres meses de inestabilidad y se conmemora el aniversario de la caída de Somoza en 1979 gracias a las fuerzas sandinistas.

Las alertas del avance de las fuerzas oficialistas llegaron de Yubran Suazo, líder de la Resistencia Cívica de Masaya, a través de un audio de voz en las redes sociales. “Nos están rodeando. Son enormes cantidades de paramilitares vestidos de camisa azul. Están por todas partes y nos van a caer con todo”, denunció.

Gráfico: La Razón de México

Silvia, que integra el movimiento de resistencia 19 de abril y no quiso dar su nombre completo por seguridad, explicó que los jóvenes están respondiendo al fuego gubernamental con morteros artesanales: “Necesitamos que haga algo la Organización de Estados Americanos, las organizaciones internacionales que paren esta matanza… Estamos luchando por la democracia, por la libertad”.

El analista político Oscar René Vargas dijo a The Associated Press que la intención del gobierno es “declarar libre” a Masaya para presentarlo como una victoria el 19 de julio. “Sería una victoria táctica pero no estratégica porque la rebelión a lo interno se va a mantener y a nivel internacional Ortega se seguirá mostrando como lo que es: un dictador que trata de imponerse a sangre y fuego”, señaló.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) confirmó al canal 100% Noticias la muerte de un oficial de la policía y una mujer, y decenas de heridos e insistió en la apertura de un corredor humanitario para sacar a las víctimas.

La ANPDH ha contabilizado a más de 350 muertos desde el 18 de abril, cuando iniciaron las protestas, pero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos registró una cifra de alrededor de 250.

La orden de nuestro presidente y de la vicepresidenta es ir limpiando las calles, estos tranques a nivel nacional. Y esa petición Masaya (…) vamos a cumplirla. ¡Al costo que sea!”

Ramón Avellán

Jefe de la policía de Masaya

Chavismo cierra filas con la dictadura. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer en La Habana que Nicaragua superará la crisis política que le está imponiendo Estados Unidos, al igual que la logró “voltear” su país.

“Ahora a Nicaragua le están aplicando el método que nos aplicaron a nosotros en  2014: las guarimbas (protestas violentas) (…), la agresión callejera de grupos pagados por la embajada de Estados Unidos”, y que en “10 meses logramos voltear”, dijo Maduro en la sesión de clausura del 24 Foro de Sao Paulo.

Gráfico: La Razón de México

“Las guarimbas las derrotamos convocando al poder del pueblo, al poder constituyente”, agregó. “Todo nuestro apoyo incondicional al presidente Daniel Ortega, a la compañera Rosario Murillo, al Frente Sandinista de Liberación Nacional y al pueblo de Nicaragua que vencerá la violencia, vencerán el terrorismo y triunfará la paz”, apuntó.

El pasado lunes la Asamblea Nacional de Nicaragua, controlada por el gobernante Frente Sandinista, aprobó una ley contra el terrorismo que según denunció la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los DH podría usarse para criminalizar la protesta.

Para Vargas “es obvio que lo que busca esa ley es legalizar la persecución de quienes decidan manifestarse o apoyar las manifestaciones en contra del gobierno”.

 

 

  • El Dato: Masaya llegó incluso a declararse “territorio libre del orteguismo” y sus vecinos hablaron además de crear una junta de gobierno propia.

 

¿Qué piden los estudiantes?

Las principales demandas son:

  • Justicia porque casi 80 personas han muerto, en su mayoría como consecuencia del uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad del Estado y grupos parapoliciales.
  • Una mayor democratización del país, que pasaría por una pronta salida del presidente Daniel Ortega. Sin embargo, el canciller nicaragüense, Denis Moncada, denuncia una “ruta hacia un golpe de Estado”.

 

Gráfico: La Razón de México