Atiende GCDMX recomendación de CDHDF y reubica a 160 reos

El jefe de Gobierno indicó que el traslado se dio con saldo blanco; se revisan los talleres, dormitorios, lavandería y servicios de la penitenciaría Santa Martha Acatitla

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El traslado obedece a medidas de prevención y de Protección Civil

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, informó del traslado de 160 reos de Santa Martha Acatitla al Reclusorio Norte, a fin de darles condiciones de habitabilidad y estancia y cumplir con ello una recomendación que se tuvo de Derechos Humanos, respecto de los dormitorios 7 y 9 de la penitenciaría Santa Martha Acatitla.

El jefe de Gobierno indicó que el traslado se dio con “saldo blanco” y que “ha sido una rehabilitación exitosa en cuanto al traslado todas y cada una de las personas. Decirles que se ha hecho con todos los protocolos de cuidado, y que obviamente, ahora estos dormitorios 7 y 9 estarán en un proceso de reestructuración”.

“se tenían estas recomendaciones y ahora con el sismo necesitamos estar actualizando nuestros dictámenes, y actualizando estas áreas”, recordó que el inmueble data de 1957.

Agregó que el traslado obedece a medidas de prevención y de Protección Civil en donde “tenemos que estar atentos también con nuestros centros de reclusión”.

En el acto, el secretario de Gobierno capitalino, José Ramón Amieva Gálvez, explicó que a su llegada al cargo encontró que había recomendaciones de Derechos Humanos de la capital relacionadas con la revisión de la penitenciaría de Santa Martha Acatitla.

“En este momento, se encuentra trabajando allá el Instituto de Seguridad para las Construcciones y una de las primeras medidas que nos recomendó fue la reubicación de dos dormitorios, el 7 y el 9. Eso se concretó y fueron en total 160 personas”.

Explicó que se revisan los talleres, dormitorios, el área de lavandería y servicios, así como las oficinas y los comedores, es decir, la integralidad de Santa Martha.

Indicó que se hizo una evaluación precisa, persona por persona, de cada uno de los reos trasladados a efecto de que su cambio fuera a espacios con las mismas condiciones o mejores a las que contaban.