• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Tras la tragedia en la que murieron 26 personas, 19 niños y 7 adultos, se emitió una orden de aprehensión contra García Villegas y la Interpol emitió una ficha para su localización. Foto: Especial
Tras la tragedia en la que murieron 26 personas, 19 niños y 7 adultos, se emitió una orden de aprehensión contra García Villegas y la Interpol emitió una ficha para su localización. Foto: Especial

Las labores de remoción de escombros de lo que fue la parte administrativa del colegio Enrique Rébsamen, iniciarán el próximo lunes 20 de agosto, confirmó la defensa legal de los padres de los alumnos que perdieron la vida al derrumbarse parte de la construcción durante el sismo del pasado 19 de septiembre.

En entrevista tras una reunión de familiares con el procurador general de Justicia capitalino, Edmundo Garrido, el abogado Juan José Serrano señaló que las autoridades se comprometieron a que durante los trabajos no se perderá ninguna evidencia que impida resolver de manera satisfactoria la investigación que aqueja a por lo menos 17 familias.

Agregó que dicha resolución se acordó con el titular de la Procuraduría de la Ciudad de México, quien instruyó que los trabajos se llevarán a cabo de manera segmentada para no afectar las pruebas de la investigación.

El también presidente de la Barra Mexicana de Abogados resaltó que las labores de remoción de escombros se llevarán a cabo bajo la custodia de la Policía de Investigación (PDI) y no afectarán las actividades de los vecinos.

Serrano señaló que hasta el momento no se tienen noticias sobre el paradero de la propietaria del colegio, Mónica García Villegas, quien se encuentra prófuga, e indicó que aún faltan más personas por detener, aunque no precisó el número; sin embargo, destacó que la investigación va por buen camino y que en breve las autoridades entregarán resultados.

El pasado 6 de agosto, la PGJ informó el inicio de los trabajos de remoción en el inmueble ubicado en a colonia Nueva Oriental Coapa, delegación Tlalpan, debido a que determinó que no afectaban las investigaciones que estaban en curso.

En aquella ocasión, La Razón entrevistó a José Mario de la Garza, representante legal de parte de los padres afectados, quien aseveró que aceptaron la acción de la autoridad porque las investigaciones estaban sólidas.

Sin embargo, el 14 de agosto la dependencia capitalina informó que se pospuso el inicio de la remoción de escombros debido a la inconformidad de algunos padres, que solicitaron una reunión de las autoridades.