NYT expone “abusos sexuales” por parte de autoridades migratorias de EU

Relatos de víctimas al diario estadounidense señalan a funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas; los abusos se han dado en los últimos 10 años

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Miles de inmigrantes han denunciado que fueron abusados ​​sexualmente mientras estaban bajo la custodia de funcionarios de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos en los últimos 10 años, según relatos publicados por el diario The New York Times.

De acuerdo con uno de los relatos de una de las víctimas, su agresor fue un guardia masculino de un centro de detención en Texas.

Según lo expresado al periódico estadounidense, María fue liberada del Centro de Detención Residencial T. Don Hutto, ya que le habían concedido una fianza y se le permitió quedar con su hermano en Washington D.C., mientras su caso de asilo estaba pendiente.

Después de recoger sus pertenencias, fue escoltada a un área de carga cercada con alambre de púas y colocada en una jaula dentro de una camioneta.

El conductor era un guardia masculino llamado Donald Dunn; poco después de dejar a Hutto, Dunn salió de la carretera.

“Agarró mis pechos (…) puso sus manos en mis pantalones y tocó mis partes privadas”, según su relato.

“Me tocó de nuevo dentro de la camioneta, y mis manos estaban atadas. Y comenzó a masturbarse”.

Otros de los relatos cita que en 2014, un solicitante de asilo de 19 años, se encontraba en un centro de detención familiar en Pennsylvania, con su hijo de 3 años.

Unos meses después de su estadía de siete meses, fue atacado sexualmente por un guardia masculino.

“No sabía cómo negarme porque él me dijo que iba a ser deportado”, dijo.

“Estaba en la cárcel y él era un oficial de migración. Es como si te ordenaran hacer algo y tienes que hacerlo”.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha reportado mil 310 denuncias de abuso sexual contra detenidos desde el año fiscal 2013 al 2017.

La agencia sostiene que este número es relativamente bajo, ya que cerca de medio millón de inmigrantes fluyen a través de su sistema de detención cada año, mientras que las organizaciones de control estiman la ocurrencia de abuso sexual ser significativamente mayor.

fgr