Es la primera disminución del pronóstico

BBVA baja estimado del PIB a 3.2% en 2021

La institución financiera asegura que el proceso de vacunación será determinante para el desempeño económico; normalización ‘muy’ lenta e incompleta por el Covid

BBVA
BBVAFoto: Especial.
Por:
  • Ana Martínez

La recuperación económica de México, tras los incidentes provocados por la pandemia de COVID-19 el año pasado, será “muy incompleta” este 2021, en el que sólo se prevé crecer a 3.2 por ciento, señaló Carlos Serrano, economista jefe de BBVA en México.

En videoconferencia de prensa, el experto de BBVA México sostuvo que los factores que podrían frenar a la economía mexicana son la extensión del cierre de actividades ante el repunte de contagios de coronavirus y un rezago en la producción y administración de la vacuna contra Covid-19.

Nosotros creemos que la situación sanitaria se va a poner peor antes de que mejore en México y el mundo, y eso va a significar que la economía se ponga peor antes de que mejore. No estamos previendo una recuperación en V, eso no va a ocurrir; pero sí estamos previendo que si no es una W, será una nueva caída en el primer trimestre de 2021”, puntualizó el analista. 

Para el periodo enero-marzo de este año BBVA México estima una caída del Producto Interno Bruto (PIB) trimestral de 0.8 por ciento, por el paro de actividades no esenciales principalmente en la Ciudad de México y el Estado de México, que están en semáforo epidemiológico desde la segunda mitad de diciembre pasado.

Carlos Serrano dijo que hacia adelante, la recuperación será lenta e incompleta, ya que en 2020 BBVA México proyectó que cerrará con un PIB de -9.1 por ciento. 

Además, las amenazas están principalmente por los problemas en el mercado laboral que dejó la pandemia. Consideró que la recuperación de empleos formales será hasta 2023.

“Si no hay inversión y confianza, no se podrán recuperar los empleos, que además, si contamos los jóvenes que ingresan al mercado laboral, más los trabajos que se dejaron de generar, la recuperación será más tardada”, dijo.

Es importante mencionar que, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a lo largo del año pasado se destruyeron 647 mil 710 puestos de trabajo formales, equivalente a una disminución a tasa anual de 3.2 por ciento.

BBVA México consideró que el PIB prepandemia se podrá alcanzar en 2024, y en términos per cápita hasta 2026. “Esta crisis va a tener un efecto de larga duración, en donde nos va a costar recuperar los niveles de crecimiento prepandemia”, aseveró.

Para el periodo enero-marzo de este año esperan una caída del PIB trimestral de 0.8 por ciento, por el paro de actividades no esenciales principalmente en la Ciudad de México y el Estado de México, que están en semáforo epidemiológico desde la segunda mitad de diciembre.

Para 2020, BBVA México proyectó que el país cerrará con un PIB de -9.1 por ciento. Además, las amenazas están principalmente en los problemas en el mercado laboral que dejó la pandemia, que se podrá reactivar hasta 2023.

Gráfico

“Si no hay inversión y confianza, no se podrán recuperar los empleos, que además, si contamos los jóvenes que ingresan al mercado laboral, más los trabajos que se dejaron de generar, la recuperación será más tardada”, dijo.

De la misma manera, previó que la demanda externa es la que impulsará a la economía mexicana.

Así, para el próximo año, la institución financiera proyectó que el PIB alcanzará un nivel de 3.8 por ciento, 0.3 puntos porcentuales más a su estimación previa de 3.5 por ciento.

En todo esto, coincidió Banorte, quien refirió que la extensión de las medidas restrictivas por el semáforo rojo epidemiológico también les preocupa.

Gabriel Casillas, director general de análisis económico de dicha institución, manifestó que la logística del plan de vacunación será un factor relevante.

“El reto es que en verdad se puedan administrar el número de vacunas diarias que se necesitan para lograr los objetivos. El gran reto para México y para el mundo es el reto logístico”, dijo.

Pese a esto, Banorte consideró que al ser la construcción y el sector automotriz actividades esenciales, harán repuntar la demanda externa; también está el consumo a través de la digitalización y los estímulos fiscales de Estados Unidos.

Por todo lo anterior, previó que el PIB crezca 4.1 por ciento en 2021, del cual, 0.6 puntos porcentuales corresponderán a la manufactura por los paquetes de estímulos fiscales de Estados Unidos, y 0.2 por ciento por remesas.